Digital

6 grandes tendencias que determinan el e-commerce masculino

Las mujeres han sido tradicionalmente el punto de mira de categorías de e-commerce como peluquería y moda. Históricamente, las mujeres han tomado más del 80% de las decisiones en el hogar, son estadísticamente más activas en la red y tienen a pasar más tiempo en las páginas web. Y, desde luego, son compradoras de escaparate naturales, tanto en el mundo físico como en el virtual.

Eso sí, el mercado masculino ha despegado con fuerza en los últimos años, especialmente durante el año pasado, cuando el e-commerce dirigido a hombres experimentó un importante impulso gracias al lanzamiento de iniciativas como Mr. Porter, Birchbox Man o Dollar Shave Club. Pero, ¿cómo está siendo esta revolución en el mercado del e-commerce masculino? Mashable ha encontrado las seis grandes tendencias que están haciendo crecer este sector.

1. Poder de compra
Hace cinco años, el número de páginas de e-commerce de estilo y moda masculino eran muy limitadas, en gran parte porque se creía que los hombres no compraban online. Lo cierto es que, según una reciente encuesta realizada por iProspect, el 70% de los hombres busca y compra a través de internet, y el 67% hace al menos una compra online cada mes. Para la primera mitad de 2012, se ha previsto un crecimiento de las ventas de productos masculinos de un 8,26%, según IBM Global Business Services, el mayor crecimiento que ha experimentado esta categoría en décadas.

2. Acceso
Antes, el acceso de los hombres a productos de cuidado y belleza o moda se basaba en la disponibilidad en las tiendas físicas. Además, por entonces había pocas revistas masculinas que promocionaran estos productos. Pero a raíz de la explosión de contenido online, redes sociales y otras herramientas, los hombres están expuestos a más opciones y, por tanto, a un nuevo apetito por expandir sus gustos, su estilo y sus productos. Las tiendas online ahora tienen la posibilidad de satisfacer las nuevas necesidades de sus clientes masculinos de una forma en que las tiendas físicas no podrían ni soñar.

3. Menos es más
La abundancia y la variedad suelen ser dos aspectos clave en el e-commerce para mujeres. Pero cuando se trata de e-commerce masculino la clave está en todo lo contrario. Los hombres tienen unos pocos artículos. Para los hombres el volumen no importa tanto como encontrar los productos adecuados que satisfagan sus distintas sus necesidades.

4. Comodidad es la clave
Los hombres cuando compran quieren lo que necesitan y lo quieren rápido. Es cierto que los hombres pasan tiempo navegando y comparten sus experiencias de compra, pero el acceso rápido y la comodidad son esenciales. Es por esta razón que los modelos de comercio por suscripción están experimentando semejante éxito, ya que con estos servicios en apenas un minuto el comprador puede obtener lo que necesita.

5. Las oportunidades están en los nichos
En el mundo online están apareciendo marcas, compañías y tiendas dedicadas exclusivamente a nichos específicos, como tipos de cuerpo, calzado o cualquier otra necesidad.

6. La fidelización sí importa
El consumidor medio volverá a consumir un producto que cree que se encaja a sus necesidades tantas veces como pueda independientemente de su género, poder adquisitivo o tiendas online u offline. En el caso de los hombres, ofrecerles de forma consistente, no sólo lo que quieren, sino de la forma en que lo quieren, asegurará a las marcas que esos consumidores volverán una y otra vez.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir