Digital

Es de suma importancia contar con una

6 maneras de crear una página web accesible

Ya en 2008 entró en vigor la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad que apunta la necesidad de garantizar a las todas personas la igualdad de acceso a las TIC.

accesibilidad web

Existen en el mundo un total de 1.000 millones de personas con alguna forma de discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esa cifra, casi 200 millones sufren dificultades considerables en su movimiento. Con estos datos sobre la mesa parece que no hace falta explicar el por qué de la importancia de contar con accesibilidad web que permita la navegación a todas las personas que lo deseen, seas cuales sean sus dificultades.

Ya en 2008 entró en vigor la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad que apunta la necesidad de garantizar a  todas personas la igualdad de acceso a las TIC y eliminar las barreras que impidan el acceso a la información en internet. Aún así, no todas las webs cumplen estas directrices.

La accesibilidad es importante para todas las personas y entidades: gobiernos, administraciones y grandes, medianas y pequeñas empresas. Es esencial para todo aquel un producto o servicio, público, privado o, incluso, sin ánimo de lucro. Con la accesibilidad se permite que las personas con algún tipo de discapacidad puedan percibir, entender, navegar e interactuar con la web, aportando a su vez contenidos.

En España, las leyes se han endurecido desde septiembre de 2018: a partir de ese momento, todas las páginas webs y apps nativas de la Administración Pública -o que reciban financiación pública- están obligadas a ser accesibles. También los sitios de empresas privadas con más de 100 trabajadores o con una facturación mayor a 6 millones de euros.

A esta ley se le suma la directiva europea que obliga a que otras webs, aplicaciones y productos que deban ser accesibles antes del 28 de junio de 2022. Por ello, para que no le pille el toro, aquí están 6 consejos para hacer una web más accesible, según The Next Web:

1. Incorpora la posibilidad de apagar el contenido en vídeo y los gifs

Es una de las preocupaciones de los usuarios epilépticos: algo que se repite, imágenes en movimiento y parpadeantes pueden dan lugar a una convulsión o ataque epiléptico. La mayoría de los usuarios desactivarán todas las animaciones que encuentren en la red. No es algo que sea voluntario pero puede causar un problema a las personas con esta enfermedad.

Por ello, una buena web accesible debe asegurar que nada se reproduzca a menos que el usuario desee activarlo, además de asegurar que ningún usuario epiléptico encuentren ningún desencadenante.

2. Usar transcripciones y subtítulos para los vídeos

Aquí hay que dejar claras dos diferencias en este sentido: las leyendas y los subtítulos. Los subtítulos son insuficientes para las personas sordas ya que no señalan acciones importantes que se pueden escuchar y están sucediendo en el vídeo.

Los subtítulos están pensados más para personas que no entienden un idioma o están en un sitio ruidoso. Las leyendas son necesarias para el buen entendimiento de las personas discapacitadas.

Las transcripciones también son útiles para esto. Incluso ayudan con la optimización de motores de búsqueda. Son una tarea esencial para hacer que cualquier sitio web sea accesible y compatible. Las transcripciones y los subtítulos requieren mucho tiempo y esfuerzo para prepararse.

3. Etiquetar fotos, gráficos y botones

Si los elementos en su página carecen de etiquetas, las personas con discapacidad visual se encontrarán desprovistos de información. Es decir, no pueden tomar una decisión respecto donde dirigirse en la web.

Es necesario etiquetar fotos, gráficos y botones para que las personas con discapacidad visual puedan escuchar los elementos visuales de la página. Si no, estarán frente a una página en blanco.

4. Simplificación del autocompletado de los formularios

Las páginas web cuentan con autocompletados de formularios deficientes con errores significativos. Algunos problemas vienen dados por los programas de control de voz que se utilizan ya que no reconocían todas las opciones que brindan el sitio web.

A la hora de crear un formulario es necesario conocer qué necesitan las personas discapacitadas. Una de las opciones es que necesiten un programa de lectura para cada campo que les ayude a completar sin escribir. Las personas que sufren dislexia pueden beneficiarse del autocompletado.

5. La accesibilidad debe ser fácil de encontrar

Una página en la que la accesibilidad es difícil de encontrar, no es útil para los usuarios discapacitados. Las características de accesibilidad deben estar a la mano de los usuarios que lo necesiten. Además, deben explicar de forma explícita qué opciones existen para personas con diferentes necesidades.

Una cosa hay que dejar clara: la accesibilidad debe comenzar desde los cimientos del sitio web y debe construirse en base a ella.

6. Agrandar el tamaño de los elementos de la web 

Los elementos como enlaces pequeños y botones de formulario pueden ser difíciles de identificar para las personas con problemas visuales. Aumentar los hipervínculos para que abarquen más texto es fácil. Esto permite que las personas con problemas motores puedan ver y hacer clic en el enlace más fácilmente.

Agrandar los textos también pueden ayudar a aquellas personas que tienen discapacidad visual pero este debe estar distribuido correctamente. Las personas mayores, por ejemplo, puede resultarle difícil navegar por una web con tamaño grande por problemas visuales, motores y de memoria.

Te recomendamos

Enamorando

EVO Banco

Podcast

SomosQuiero

Atres

Compartir