Digital

6 verdades sobre la realidad virtual que su marca debería saber (y aún no le han contado)

realidad-virtualLa realidad virtual ha conseguido en tiempo récord pasar de ser casi una utopía a copar todos los debates marketeros. Los últimos y rápidos avances tecnológicos que se están produciendo han despertado un interés inusual en las compañías y sus marcas. Y no es para menos.

Los nuevos consumidores demandan experiencias inmersivas y la realidad virtual se erige como la solución idónea. Pero no debemos precipitarnos. Integrar a la realidad virtual en nuestras estrategias requiere de un profundo conocimiento de una tecnología que aún se encuentra en unas fases muy primarias.

Vamos a poner el foco en una serie de conceptos que debemos tener muy en cuenta a la hora de trabajar con la realidad virtual, que nos ofrecen desde The Drum:

1. Los contenidos de realidad virtual son diferentes

Muchas marcas y agencias están duplicando sus contenidos volcando todo lo que hacen en otras plataformas y canales a través de la realidad virtual. Un enfoque que no es ni escalable ni eficaz.

La mejor narración en el mundo de la realidad virtual se hace dentro del propio medio y no puede ser reproducido en base a los que hacemos en otras pantallas.

2. Ahora es el momento

No se trata de dar el paso o no ante la realidad virtual. Se trata de que ahora es el momento de empezar a introducir en sus estrategias y acciones estas tecnologías, sino quiere quedarse por detrás de sus competidores.

3. Hay que probarlo

No puede implementar la realidad virtual sin saber de qué está hablando. Tiene que probar y experimentar para saber lo que se siente realmente y poder determinar lo que puede o no gustar a sus consumidores.

Lo más importante es tener claro que, cuando nos introducimos en el mundo de la realidad virtual, comprobaremos que las experiencias son de corta duración. Pero lo importante es apreciar el escenario envolvente e inmersivo que se crea y con el que aportamos un valor a nuestras acciones.

4. El dilema de la innovación

Suele existir en las empresas una falta de voluntad a la hora de destinar parte de los presupuestos a tecnologías y enfoques más emergentes. Si queremos apostar por la realidad virtual tenemos que estar dispuestos a invertir.

Piense que estamos ante una tecnología que evoluciona constantemente por lo que necesitamos contar con un equipo que esté al día de todas las innovaciones.

5. La importancia de la planificación y orden

Debe tener en cuenta que si está pensando en trabajar con la realidad virtual, cuanto antes comience a contactar con los expertos, mucho mejor.

Se trata de una tecnología que fácilmente puede reportar problemas y que requiere una gran cantidad de postproducción por lo que le recomendamos que trabaje con amplios márgenes de tiempo.

6. Emoción

Estamos pasando de la era de la información a una época marcada por las emociones. Por primera vez podemos generar experiencias en primera persona como nunca antes lo habíamos hecho. Razón por la que es necesario apostar por la calidad con la que se identifique nuestra marca.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir