Digital

A los hombres no les interesan los productos de belleza en las tiendas, pero son grandes compradores online

Puede que a los hombres no les guste ir de compras, pero sí que les gusta comprar. Una realidad que supone un verdadero reto para las marcas que pretenden llegar a su target masculino, especialmente cuando se trata de productos de cuidado personal como geles de ducha, champú o crema de afeitado.

A pesar de la evolución del mercado, dentro de unos años sólo una pequeña parte del mercado de cuidado personal será para los hombres. Según los datos de Global Industry Analysts, la industria global de productos de higiene masculina generará ingresos de 33.000 millones de dólares en 2015. En Estados Unidos, este mercado alcanzará los 6.800 millones de dólares en 2016, con un crecimiento del 10% con respecto a las ventas de 2012.

En Estados Unidos, el consumo de gel de ducha, accesorios de afeitado y champú es más alto entre los consumidores. Pero más allá de los productos de cuidado básico las cifras caen drásticamente. Mientras el 85% de los consumidores utilizaron productos de higiene corporal en 2011, un porcentaje igual al de los consumidores que utilizaron accesorios de afeitado, sólo un 38% utilizó fragancias y un 25% productos de cuidado facial. Además, tampoco está muy claro si los productos de cuidado capilar y facial que utilizan son específicos para hombres o unisex.

Por otro lado, los hombres más jóvenes son quienes están impulsando las ventas de servicios de cuidado personal. Según un estudio de Mintel, un 25% de los hombres entre 18 y 34 años se ha hecho la manicura o la pedicura, y un 38% se ha hecho un tratamiento facial o corporal.

Pero los datos muestran que, mientras las ventas en la categoría de salud y belleza están fuertemente ancladas en los segmentos femenino y de hombres jóvenes, el porcentaje de hombres que compran este tipo de productos online es mayor que los consumidores que compraron productos para mascotas, alimentación y juguetes.

Parece claro que los hombres buscan cada vez más productos online, ya sea desde su ordenador o desde el móvil, pero no están muy interesados en buscar en las estanterías de las tiendas. Unos hábitos que generan una oportunidad única para los anunciantes de productos de consumo que se lancen a crear estanterías virtuales para hombres con las que llegar a este público complejo y ofrecer información sobre sus productos.

Los hombres se centran en productos que cuentan una historia sobre ellos y les convencen de que realmente tienen buen aspecto y huelen bien“, afirmó Keith Richman, CEO de Break Media. Además, las marcas no deben olvidar que con frecuencia los hombres no se sienten adecuadamente representados en los medios. “La ignorancia no funciona”, afirmó Richman. Aunque reconoció que bromear con la imagen de ‘macho’ como hizo Old Spice “es una exageración tan abierta de lo que es un hombre ‘macho’ que ha resonado entre el público”.

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

REALIDAD VIRTUAL

Reportaje Indigitall

Compartir