Digital

A pesar de la cruzada del gobierno de China contra Google, sus ingresos por publicidad en el país no dejan de crecer

Google-chinaEn muchos aspectos, 2014 no ha sido un año fácil para Google en China.

Por un lado, pocos días antes del vigésimo quinto aniversario de la masacre del gobierno contra los que se manifestaron a favor de la democracia en la Plaza de Tiananmen de Pekín en junio de 1989, la mayoría de los servicios de Google (los servicios de búsqueda, el traductor, Gmail, Google Drive…) fueron bloqueados en el país.

Ahora, es la plataforma de correo electrónico del gigante de internet la que está sufriendo dificultades, ya que, como informábamos ayer, desde el pasado viernes es prácticamente imposible acceder a Gmail. Hasta entonces, la gente solía ser capaz de leer su Gmail a través de servicios de terceros (como Microsoft Outlook), y ahora los usuarios se quejan de que sólo lo pueden hacer mediante una red privada virtual (VPN) que les permita pasar por encima del “Gran Cortafuegos de China”.

La empresa capitaneada por Larry Page ya ha descartado fallos técnicos por su parte, mientras que el gobierno de China nunca explica por qué algunos sitios de repente se vienen abajo.

Resumiendo: los servicios de Google ahora están fuera del alcance de más de 632 millones de internautas chinos, al igual que ya lo están otras plataformas como Facebook, YouTube, Twitter e Instagram. Sin duda, esto supone un nuevo duro golpe para el acceso libre a la información online en China.

Sin embargo, hay una cosa que Google está haciendo muy bien en este país: el crecimiento de ingresos por publicidad.

Google no informa sobre las ventas de anuncios por países. Pero según iResearch, firma de investigación de mercados centrada en el internet de China, los ingresos de Google en China están creciendo y han alcanzado aproximadamente unos 260 millones dólares en el tercer trimestre, un aumento de más del 19% respecto al año anterior. Como las ventas de anuncios digitales en China se han disparado, los ingresos de Google se han incrementado un 30% y un 31% en el primer y segundo trimestre, respectivamente.

Will Tao, director de análisis en iResearch, ha declarado que “mucha gente está sorprendida” por los números. Esto se explica, en parte, porque en 2010, Google cerró sus operaciones de búsqueda en la región de forma pública para evitar las restricciones de la censura china y comenzó redirigir a los usuarios a Hong Kong, donde podía operar con mayor libertad. Mientras tanto, los departamentos de ventas de publicidad de Google se mantuvieron en silencio funcionando en el país.

La cuestión es ¿quién compra en China espacio en las redes de Google? Tao ha señalado que se trata de anunciantes chinos que quieren conectar con usuarios de fuera de China. Por ejemplo, grandes compañías tecnológicas del país, como Lenovo o Xiaomi, que venden sus productos en el extranjero, o incluso pequeños fabricantes que exportan. Tao ha comentado que “para este grupo de anunciantes, la demanda es muy sólida”.

En comparación con el resto de su negocio, las ventas de Google en China son ínfimas. A nivel mundial, Google tiene la mayor proporción de los ingresos globales de anuncios digitales con una amplia diferencia respecto al resto. Y si no se hubiera encontrado con tantos problemas en China, sus ingresos seguramente serían aún mayores también aquí.

Según iResearch, en China Google se encuentra en el cuarto puesto por detrás de los otros gigantes de internet del país, como Baidu, las plataformas de e-commerce de Alibaba (Taobao y Tmall) y Tencent.

Sin embargo, el potencial de negocio es enorme en un país en el que cada vez hay más compañías chinas que están ansiosas por promocionar sus productos en el extranjero. Y no es de extrañar que otros gigantes de la publicidad de Silicon Valley estén tomando buena nota de ello.

Respecto a las redes sociales en el país, Facebook reveló en mayo que estaban explorando la idea de poner en marcha una oficina de ventas en China (y Mark Zuckerberg asombró al mundo entero hablando mandarín en su visita al país). Por su parte, Twitter planea abrir una oficina en Hong Kong durante el primer trimestre de 2015 para servir a los anunciantes chinos que buscan conectarse con una audiencia global.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir