Digital

A pesar del crecimiento del e-commerce, sólo el 14% de las familias españolas compra productos de gran consumo online

ecommerceComo cada año, los tradicionales y esperados spots de televisión auguran la llegada de la Navidad. Y hasta que el vuelve a casa por Navidad no resuena en la cabeza de todos los españoles, ésta no ha llegado de verdad.

El tradicional turrón que regresa, las famosas muñecas, las burbujas doradas y el anuncio de la lotería, son sinónimo de que ya estamos en Navidad. Las recientes tendencias sociales, en las que se incluyen los nuevos hábitos de los consumidores en el comercio electrónico, han transformado la forma en la que las personas realizan sus compras. En la actualidad se pueden adquirir todo tipo de productos en la red, y aunque, según el último estudio “Online Shoppers 2014” realizado por Webloyalty, donde se extrae que el 18% no comprarían alimentos ni productos frescos, el crecimiento del sector de la alimentación en el comercio electrónico es una tendencia global.

Actualmente, solo el 14% de las familias españolas compra productos de gran consumo por internet, frente al 20% de familias que hacen la compra online en todo el mundo. Se observa un crecimiento tímido del sector, en el ejercicio pasado el 10,4% de los consumidores españoles compraron alimentación online, suponiendo un incremento de casi un punto porcentual con respecto al año anterior. Hablando en cifras globales, las compras online suponen un 3,7% de la facturación del sector gran consumo frente al 1% en el caso del mercado español. En Corea del Sur, la alimentación y bebidas alcanza el 10% de las compras totales online, en Reino Unido un 5% y en Francia, un 4%.

Pero las perspectivas son positivas, y la tendencia de crecimiento se basa en varios aspectos a tener en cuenta para apoyar este desarrollo. Los consumidores cada vez compran más y más online online y dedican más tiempo a comparar precios, investigar e informarse sobre los productos, en definitiva son más exigentes. Según el estudio “Online Shoppers 2014”, el 99% de los compradores online está satisfecho con su experiencia de usuario, y esto se traduce en la fidelidad al canal online Las cestas de la compra online son tres veces mayores que las cestas físicas. Y el ticket medio online es de 70€ frente a los 30€ en física. La tienda online es una estantería más del supermercado, es un canal de venta más dirigido a un target posiblemente más joven, más digitalmente preparado y que poco a poco van asumiendo estas funciones.

Hay empresas que lo tienen más fácil que otras, los distribuidores tradicionales que pegan el salto a online, ya tienen la confianza y fidelidad de sus consumidores, por lo que estos acceden a la tienda online y realizan sus compras con confianza, conociendo los productos, las marcas y el servicio que van a obtener. Por el contrario otras empresas que son puramente digitales y optan por un modelo de negocio basado en la alimentación online, tienen mayores barreras en todos los sentidos, desde la construcción de marca, la reputación, la logística, la oferta, etc.

El gran reto para el sector de la alimentación online, se focaliza en el área de la logística. Los hándicaps actuales son los gastos de envío, el coste de transporte que supone para los distribuidores, la cadena de frío de los alimentos frescos, los tiempos y el punto de entrega, etc., aspectos que influyen en la decisión de compra de los consumidores y que entran a debate en todas los debates del sector, y en los que se está trabajando muy de lleno para solventar esas barreras. “Actualmente, el auge del eCommerce en el sector de la alimentación con la apertura de supermercados digitales, tiendas gourmet online, productores que venden sus productos directamente en la red sin intermediarios, cadenas de restaurantes a domicilio con pedido online, y un largo etcétera, está marcando una tendencia global de crecimiento muy interesante.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir