Digital

Adele no quiere ni oír hablar de Spotify y Apple Music (y estas son las razones)

adele 300Tras un largo tiempo de silencio, la cantante Adele acaba de lanzar su nuevo y esperado álbum "25", que no solo viene cargado de buena música sino que pretende romper todos los récords de ventas con una apuesta de marketing arriesgada.

Y es que la cantante ha decidido no distribuir su disco a través de las plataformas digitales de música en streaming Apple Music y Spotify, una noticia que ha sorprendido a todo el mundo pues, estos servicios son utilizados por millones de personas en todo el mundo, con los beneficios económicos que eso conlleva.

Sin embargo, Adele confía en su carisma y, sobre todo en su trabajo, pues, apuesta porque los consumidores de todas las edades desean tanto disfrutar de su música que acudirán a las tiendas a comprar el disco o lo harán a través de iTunes.

Y es que son las ventas del disco las que más ingresos generan para la cantante por encima de los servicios de streaming. Y lo cierto es que en su primera semana las previsiones de ventas alcanzaban las 2,5 millones de copias, el récord de lanzamiento desde que se comenzaron a registrar en el año 1991.

"Adele es una artista única y está dirigiendo su carrera artística y a sus propios fans", asegura Vickie Nauman, consultora de medios.

En su anterior disco "21", la cantante ya tuvo sus más y sus menos con el servicio de Spotify que pretendía que limitase las canciones a los suscriptores de pago, algo similar a lo que también hizo Taylor Swift con su disco 1989.

Por su parte, desde Spotify aseguran que respetan a Adele "al igual que sus 24 millones de fans en la plataforma y esperamos que dé la oportunidad a esos fans de disfrutar "25" muy pronto".
El que sí va a poder tener acceso al álbum es la radio web Pandora Media que funciona de una manera diferente a los servicios de streaming, pudiendo así ofrecer a sus clientes la nueva música de Adele.

También los retailers podrán beneficiarse de las ventas de este nuevo disco que reciben con los brazos abiertos. Y no es de extrañar pues, su anterior trabajo vendió más de 11 millones de copias, siendo la primera artista en 10 años en alcanzar esta marca en tan poco tiempo.

El llamado "factor Adele" ha influido también en la trayectoria de la industria musical haciendo que la tendencia de caídas de las ventas frene cada vez que la artista vuelve al mercado con nuevo álbum.

Sin embargo, y a pesar de ser la reina midas de la música, el camino tomado por la cantante es cuanto menos arriesgado, sobre todo teniendo en cuenta que los servicios de streaming se han convertido en importantes fuentes de ingresos, pasando de representar un 10% de los ingresos de las ventas de música en EEUU a ser el 32%.

Así, muchos no entienden esta decisión pues, su single "Hello", que sí está disponible en Spotify, ya ha alcanzado el número 1 de las listas de éxitos y su vídeo ha obtenido más de 400 millones de visitas en YouTube en menos de un mes.

Otros creen que Adele seguirá una estrategia similar a la de otros artistas que lanzan poco a poco sus trabajos para sacar más rentabilidad a su nuevo material.

Sea lo que fuere, lo que está claro es que la británica no necesita de ninguna plataforma para seguir siendo el objeto de deseo de medio mundo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir