líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Si no puedes con tu enemigo, cómpralo: Adobe paga la friolera de 20.000 millones por Figma

Digital MarketingMediante la compra de Figma Adobe quiere dar alas a la colaboración en sus programas

Adobe desembolsa 20.000 millones para comprar Figma

Si no puedes con tu enemigo, cómpralo: Adobe paga la friolera de 20.000 millones por Figma

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Adobe ha pagado la friolera de 20.000 millones de dólares para sumar a su porfolio la pujante herramienta de diseño gráfico Figma.

Adobe ha estado apoltronado cómodamente durante años en el trono del diseño, donde ha sido (y siendo siendo) una suerte de rey absoluto. Sin embargo, en los últimos años los diseñadores, que otrora rendían pleitesía a la compañía y eran incapaces de desenvolverse profesionalmente sin sus herramientas, han comenzado a poner los cuernos a Adobe para apostar por servicios en la nube que posibilitan la colaboración en proyectos de desarrollo de apps, experiencias de usuario (UX) o diseños de interfaz gráfica.

Figma es uno de esos servicios alternativos a Adobe en cuyos brazos no pocos diseñadores se han arrojado en los últimos años. Por esta razón, consciente (y temeroso) simultáneamente de su potencial, la multinacional estadounidense del software ha pagado la friolera de 20.000 millones de dólares para sumar a su porfolio la pujante herramienta de diseño Figma.

Si bien la popularidad de Figma está aún muy lejos de igualar a la de la aplicación estrella de Adobe, Photoshop, que utilizan tanto profesionales como no profesionales, la nueva adquisición de la multinacional estadounidense es hoy por hoy un auténtico «must» para diseñar prototipos, interfaces, «wireframes» o pantallas de aplicaciones. Empresas como Slack, Netflix o Twitter se cuentan hoy por hoy entre los clientes de Figma.

Figma asegura que su adquisición por parte de Adobe no se traducirá en ningún cambio en su herramienta

Que Adobe haya decidido comprar Figma ha sembrado la zozobra entre los profesionales del diseño, que temen que la adquisición pueda eventualmente cambiar los precios y las opciones de la plataforma de diseño.

La política de «pricing» de Figma contrasta por lo pronto vivamente con la de Adobe, por cuyos productos el usuario debe abonar tarifas mensuales en modo alguno económicas. Por su parte, Figma permite a los diseñadores usar de manera totalmente gratuita su app en sus archivos personales y alumbrar hasta tres proyectos colaborativos en la nube. Y dispone asimismo de tarifas mensuales para empresas y grandes grupos de trabajo.

Figma ha querido, no obstante, calmar las aguas y se ha apresurado a asegurar que la compra por parte de Adobe no cambiará nada en el seno de la aplicación. «Adobe está profundamente comprometido a mantener Figma operando de forma autónoma y continuaré trabajando como CEO», asegura Dylan Field, cofundador de Figma.

Por su parte, Adobe hace hincapié en que la adquisición de Figma se traducirá en mejores herramientas de colaboración en sus programas. «La colaboración entre Adobe y Figma beneficiará a todos, desde diseñadores hasta desarrolladores, al llevar las herramientas de imágenes, fotografía, ilustración, vídeo, 3D y tipografía de Adobe a la plataforma Figma», subraya la matriz de Photoshop.

Temas

Adobe

 

Exejecutivos de Twitter y Facebook piden leyes que regulen las redes socialesAnteriorSigueinteGetir ahorró 100 millones de minutos a los españoles en su primer año

Contenido patrocinado