Digital

El "affiliate marketing", un genial modelo de negocio en el que se cuela alguna que otra "víbora"

affiliateGanar una fortuna en la red de redes es más fácil de lo parece a simple vista (a ojos por lo menos de los legos en la materia). Con los "affiliate links", ganar dinero a espuertas en internet es en realidad (casi) coser y cantar.

Emplazar en una página web un link que redirige a una tienda online y cobrar una comisión cada vez que algún internauta haga clic sobre él y tenga a bien comprar es un método tan sencillo como legítimo (siempre y cuando no se engañe de manera deliberada al consumidor).

¿El problema? Que detrás de muchas webs repletas de links que llevan al internauta a Amazon y otras tiendas online hay en ocasiones empresas muy poco serias que se llenan los bolsillos confundiendo premeditadamente al consumidor.

El denominado “affiliate marketing” permite a Amazon y otras empresas de e-commerce atraer a muchísimos potenciales clientes a sus webs. Y el concepto en el que echa raíces esta fórmula marketera es bien sencillo: una tienda online (el anunciante) se asocia con una página web (el afiliado) para beneficiarse de su audiencia. El “afiliado” (un blogger, por ejemplo) coloca en su web links que redirigen a sus lectores a las páginas del anunciante.

Si los lectores tienen la deferencia de hacer clic en esos links y de llevar a cabo alguna compra, el afiliado se lleva una comisión. Así de fácil.

En el programa de partners de Amazon, que cuenta con una de las redes de afiliados más grandes del mundo, los afiliados pueden llevarse en concepto de comisión hasta el 10% del valor del producto adquirido.

Y algunas tiendas online pagan también comisiones a sus afiliados cuando un usuario hace clic en un “affiliate link” y compra algún producto en un plazo de 24 horas.

Los “affiliate links” son omnipresentes en la red de redes y dejan un buen puñado de euros en quienes los utilizan. Es el caso, por el ejemplo, de Torben Leuscher, propietario de la web was-soll-ich-schenken-net. En esta página Leuscher hace a sus lectores propuestas de regalos e incluye links a diferentes tiendas online. Aunque modesta a priori, la web de Leuscher logró facturar el año pasado cantidades de seis cifras. “Puesto que los costes para los afiliados son muy pequeños, las ganancias son también muy altas”, admite Leuscher en declaraciones a Süddeutsche Zeitung.

El “affiliate marketing” es un floreciente modelo de negocio del que se benefician, de manera absolutamente legal, muchos “players” en la red de redes. Sin embargo, hay también quienes engañan deliberadamente al internauta a la hora de hacer clic.

Es lo que hacen, por ejemplo, muchos portales de valoraciones falsas que proliferan actualmente en la red de redes. Estos portales incluyen comentarios falsos (de clientes también falsos) sobre productos provistos, convenientemente, de “affiliate links”.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por testbericht.de, el 94% de los primeros resultados arrojados por Google para 100 búsquedas distintas incluye alguna web de valoraciones falsas. Un dato más que preocupante si tenemos en cuenta que el todopoderoso Google es el faro que guía las compras de muchos consumidores en internet.

“Cuando un link lleva al consumidor a hacer una compra que de otro modo no habría hecho de ninguna manera, estamos hablando de publicidad engañosa”, advierte Kerstin Hoppe, de la Organización Federación de Consumidores de Alemania (VZBV).

No obstante, las tiendas online trabajan con muchísimos afiliados e identificar las malas prácticas en las que incurren a veces algunos de ellos no siempre es fácil (para desgracia del consumidor).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir