Digital

La nueva herramienta de Airbnb contra los pisos ilegales en Barcelona llega este 1 de junio

Airbnb refuerza el control sobre los pisos turísticos ilegales en su plataforma con una nueva herramienta

El alquiler ilegal de pisos turísticos en Barcelona está en el punto de mira, tanto de las autoridades locales como de Airbnb. La plataforma ha anunciado una nueva herramienta con la que reforzará el control.

Airbnb refuerza el control sobre los pisos turísticos ilegales en su plataforma con una nueva herramientaLa lucha contra el alquiler ilegal de viviendas turísticas en Barcelona sigue más viva que nunca. El Ayuntamiento de Barcelona lleva algunos años vigilando muy de cerca a aquellas personas que, a través de plataformas como Airbnb, buscan generar ingresos extra poniendo en renta residencias vacacionales sin licencia.

Esta práctica ilegal ha llevado a que en la Ciudad Condal los precios del alquiler de vivienda habitual hayan aumentado de manera desorbitada y a que la cantidad de pisos ofrecidos sea considerablemente menor.

Las quejas de los ciudadanos y vecinos han llegado al consistorio que busca la manera de regular un sector que se ha visto agitado por la entrada de los disruptores digitales y la economía colaborativa.

Si hubo un tiempo en el que autoridades locales y Airbnb parecían poco menos que enemigos, ahora se han convertido en aliados contra el alquiler turístico ilegal.

La última iniciativa conjunta llega este 1 de junio cuando la plataforma digital lanzará una herramienta con la que los anunciantes podrán compartir sus datos con el Ayuntamiento de la ciudad con el objetivo de “verificar de una forma más fácil que los alojamientos cumplen con la ley y ayudar a eliminar potenciales malos actores”, según palabras de Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb Marketing Services en España.

Además, se pedirá al usuario, en el proceso de registro, indicar si la vivienda debe estar registrada por ley al mismo tiempo que se le informa sobre la regulación que debe cumplir.

Esta iniciativa se suma al trabajo conjunto que el organismo público y la compañía llevan haciendo desde 2017, una colaboración a través de la cual el ayuntamiento remite una lista con pisos ilegales a Airbnb para que sean retirados de la plataforma.

A través de este método, ya han sido detectados y eliminados 2.500 pisos que no cumplían con la normativa de la ciudad.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir