Digital

Alemania quiere atacar en corto a la red de redes (para disgusto de Bruselas)

Alemania quiere atacar en corto a la red de redes (para disgusto de Bruselas)En internet la libertad de expresión campa a sus anchas, tanto que a veces sobrepasa ciertos límites intolerables. Por esta razón, y consciente de lo peligrosa que es a veces la red de redes, Alemania está estudiando la posibilidad de sancionar a redes sociales como Facebook y Twitter con multas de hasta 50 millones de euros si se resisten a eliminar de sus plataformas contenidos difamatorios o que inciten a la violencia, el odio y la xenofobia.

El gobierno germano prevé dar a las redes sociales un plazo de 24 horas para borrar contenidos delictivos y de siete días en los casos en los que los contenidos de carácter ilícito resulten menos obvios.

Esta iniciativa, que tiene la vista puesta en las plataformas 2.0 con más de dos millones de usuarios, ya está sobre la mesa con el objetivo de convertirla en ley antes de que finalice la legislatura, según recoge El Mundo.

Con esta nueva norma, propuesta por el ministro de Justicia Heiko Maas, Alemania pretende atar en corto a los trols para evitar que contaminen el debate político de cara a los próximos comicios generales en septiembre y cortar de raíz los mensajes de odio en las redes sociales, que alcanzaron su cota máxima en el país teutón durante la crisis de los refugiados.

“Tenemos que incrementar la presión en las redes sociales. El contenido ilegal borrado es mínimo”, afirmó Maas al presentar su controvertido proyecto de ley, que pretende sancionar a quienes de autodefinen como simples “mensajeros”.

El proyecto de Maas es mirado por lo pronto con bastante recelo desde Bruselas. Andrus Ansip, comisario europeo de Mercado Digital, considera que Alemania se equivoca con la nueva norma que tiene actualmente en el horno, puesto que “la autorregulación es mejor que la prohibición”. “No debemos matar la innovación regulando en exceso las plataformas”, recalca. “Las noticias falsas son malas, pero un Ministerio de la Verdad es aún peor”, apostilla el político estonio.

A juicio de Ansip, Google y Facebook se están esforzando mucho en los últimos tiempos para restringir los excesos que se cometen en sus respectivas plataformas y eso es precisamente lo que hay que estimular.

Sin embargo, hay datos que ponen en entredicho el supuesto buen hacer de Google, Facebook y compañía. Facebook borró el año pasado en Alemania únicamente el 39% del contenido denunciado, un porcentaje que cayó a apenas un 1% en Twitter. Más “obediente” se mostró, no obstante, YouTube, que en 2016 eliminó el 90% de los vídeos denunciados por sus usuarios.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir