líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Alemania en el vagón de cabeza del fraude publicitario en mobile, España en el de cola

La compra programática trae muchas ventajas bajo el brazo, pero también un buen puñado de desventajas. Y el fraude es uno los problemas que más gravemente acucian actualmente al tándem (cada vez más común) formado por la publicidad online y la compra programática.

Según un reciente estudio de la plataforma de “ad intelligence” Pixalate, durante el primer trimestre de 2017 el 36% de las impresiones de publicidad programática asociadas a las smartphones fueron de tipo fraudulento.

Este porcentaje fue de un 31% en los dispositivos desktop, de un 13% en los tablets y de un 51% en las televisiones conectadas y los dispositivos OTT.

Si fijamos la mirada en el fraude en los dispositivos desktop, Japón (81%), Brasil (36%) y Estados Unidos (35%) llevan la batuta en cuanto a volumen de impresiones fraudulentas.

Con niveles de fraude inferiores al 20%, España es junto con India, China e Italia el país menos fustigado por las impresiones fraudulentas en los dispositivos desktop.

En cuanto al fraude asociado a los smartphones, Alemania y Reino Unido lideran el ranking de los países más fraudulentos (con tasas de fraude que están en torno al 40%). Y España, con tasas de fraude inferiores al 10%, vuelve a situarse en el vagón de cola.

Por su parte, donde más altos niveles de fraude genera la publicidad programática en los tablets es en India, Alemania y Estados Unidos. Los niveles más bajos los registran, por el contrario, China, Canadá y Australia.

Si posamos los ojos en el fraude asociado a la publicidad programática en formato vídeo, India, con tasas de fraude que están próximas al 35%, y Estados Unidos (27%), lideran la lista de países más fraudulentos.

Por su parte, España, con tasas de fraude inferiores al 20%, es el octavo país más fraudulento en el ámbito de la publicidad programática en formato vídeo.

 

Taco Bell celebra bodas (hasta que el hambre separe a los novios) en Las VegasAnteriorSigueintePornHub ofrece la posibilidad de sincronizar juguetes sexuales con sus vídeos

Noticias recomendadas