Digital

Amazon retira peluches conectados por grabar conversaciones y almacenarlas sin seguridad

Alexa no es la única "chivata" de Villa Amazon

Tras la polémica generada por la "cotilla" Alexa, Amazon ha decidido retirar de su catálogo unos peluches conectados que graban audios y los almacenan sin medidas de seguridad.

Es el asistente virtual más famoso del mundo, pero peca de deslenguada. Alexa se ha convertido en noticia esta semana por grabar una conversación privada de una mujer y enviarla a uno de sus contactos sin consentimiento.

Aunque el asunto no ha tenido consecuencias catastróficas pues, las palabras de la mujer no eran comprometidas, el desliz del ojito derecho de Amazon ha generado preocupación sobre la privacidad de los usuarios.

Sin embargo, Alexa no es la única chismosa que vive en Villa Amazon: los juguetes tampoco son de fiar.

Los peluches CloudPets han sido retirados de manera fulminante del catálogo de Amazon por ser “demasiado inteligentes”, grabar todo lo que ocurre a su alrededor y enviarlo a los ficheros de la compañía fabricante, Spiral Toys que los almacena, al parecer, sin apenas medidas de seguridad.

Estaríamos hablando de más de medio millón de grabaciones de audio que viven en la nube y a las que cualquiera podría tener acceso sin demasiados esfuerzos.

No obstante, no es la primera vez que los juguetes conectados se sitúan en el centro de la polémica.

Ya el pasado año la Agencia Federal de Redes de Alemania prohibió la comercialización de la muñeca interactiva Cayla por considerar que el micrófono y la conexión bluetooth que incorporaba la convertían en un potencial instrumento de espionaje no permitido por la ley germana.

La privacidad se convierte una vez más en cuestión de debate en un mundo en el que ni siquiera los más pequeños escapan a las garras de la tecnología.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir