Digital

Alibaba crea un coche conectado que puede pagar la gasolina e impulsar el IOT

alibaba

Después de un año de arduo trabajo, el mastodonte del comercio electrónico Alibaba ha desvelado el primer modelo de su gama de automóviles conectados.

El pasado miércoles la firma presentó su vehículo utilitario deportivo Roewe RX5. Este automóvil se construyó de la mano del fabricante estatal chino SAIC y ya está disponible para su compra por adelantado.

El sistema del coche se asienta en el sistema de Alibaba YunOS, presente asimismo en los smartphones, tablets y dispositivos conectados como frigoríficos producidos por la propia firma o por terceros.

Daniel Zhang, CEO de Alibaba, expone en el vídeo introductorio cómo los vehículos conectados se tornan en dispositivos únicos en cuanto a que cada uno tiene su conjunto definido de gadgets.

Entre otras muchas ventajas, el vehículo incluye la posibilidad de abonar el precio de la gasolina u otras transacciones sin salir del mismo, omitiendo el pago a través del móvil o la tarjeta de crédito.

El pasado marzo se hizo público el acuerdo entre las dos firmas para fabricar los vehículos conectados, aportando ambas casi 135.000 euros para su desarrollo.

Desde Alibaba señalan que otros fabricantes automovilísticos podrán hacer uso de su YunOS para crear coches conectados con sus propios gadgets.

Con este movimiento hacia la industria de los coches conectados, Alibaba amplía su ya extenso rango de competidores incluyendo a los gigantes Google (Android Auto) y Apple (CarPlay).

Aun así, sendas tecnológicas precisan de un dispositivo móvil para que el vehículo opere, mientras que el automóvil de Alibaba puede funcionar de forma autónoma e independiente del smartphone del usuario.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir