Digital

Alimentación, robótica o cine, próximos objetivos de los tentáculos de Amazon

amazonAmazon ha conseguido posicionarse como una de las empresas más polifacéticas del mercado. Los clientes pueden adquirir a través de la misma desde libros a alimentos pasando por productos tan poco habituales para la gran masa de consumidores como las obras de arte.

Pero no se ha quedado ahí. De la mano de Jeff Bezos, CEO de Amazon y uno de los creadores más influyentes de los últimos años como consecuencia de su visión empresarial, la firma ha dado el salto a diferentes campos introduciéndose en industrias como la producción de películas, series (ya ha ganado dos Globos de Oro) e incluso ha fichado a Woody Allen para trabajar en la primera serie del popular cineasta.

Lo cierto es que Bezos ha realizado un magnífico trabajo para convencer a los consumidores de que adquieran sus productos a pesar de que la gran mayoría de los analistas califican su estrategia comercial y sistema de precios como un auténtico rompecabezas ya que, tal y cómo señalan desde el diario El País, sus beneficios no paran de crecer pero sus cuentas siempre se encuentran en números rojos (pérdidas en el último trimestre de 2014 de 437 millones de dólares con unos beneficios de 20.580 millones de dólares).

Y es que la visión empresarial de Amazon basada en la inversión y la visión de futuro es una estrategia que le funciona bastante bien a Bezos. A través de las numerosas adquisiciones que la empresa ha realizado en los últimos años y que muchos en su momento no entendieron, la compañía ha conseguido configurar un esquema bastante acertado de los hábitos de los millones de internautas.

Analizar cada una de las compras, hasta el más mínimo detalle (desde el producto adquirido al tiempo en el que el cliente lo ha recibido) es una de las claves y cada proceso queda documentado para poder seguir mejorando.

Esto es un ejemplo más de que Amazon va un paso por delante de muchos de sus competidores. Con esta visión de análisis y recopilación de información podemos ver Amazon Web Service (AWS), un negocio que en la actualidad está valorado en 1.500 millones de dólares y que cuenta entre sus clientes con nombres tan importantes como la Agencia de Inteligencia de EEUU e incluso algunos competidores como Apple.

“El concepto más importante es que cuando estás creciendo, tus costes deberían hacerlo al mismo ritmo que tus beneficios. Si tienes la arquitectura correcta, puedes explotar la economía de escala y tus costes aumentarán menos que tus beneficios. Así el escalamiento del gasto se acaba convirtiendo en tu aliado” señala Werner Vogels, jefe de tecnología de la firma.

Un ejemplo de su visión empresarial y de negocio fue la adquisición en 2012 de una empresa especializada en robots por 775 millones de dólares. Estas máquinas ahora rastrean hasta 21 millones de productos en los almacenes de la empresa permitiendo completar hasta 700.000 envíos diarios. El objetivo que se han fijado es que estas máquinas puedan trabajar en almacenes que contengan hasta 26 millones de productos pudiendo realizar hasta 1,5 millones de envíos diarios tal y cómo recogen en el mencionado diario.

Servicios como Amazon Fresh ya prometen la entrega en el mismo día o más tardar al día siguiente de productos alimenticios por lo que los tentáculos empresariales de Amazon parecen no conocer límites y ya es desde hace algunos años uno de los grandes proveedores para firmas de reparto como UPS o FedEx.

Con el desarrollo de su propio servicio de reparto puede que su próximo objetivo a batir sean las empresas de envíos. O ¿por qué no? las productoras y distribuidoras de cine.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir