Digital

Los altavoces inteligentes, los gadgets de más relumbrón en IFA 2018

Los altavoces inteligentes hablarán por los codos en la feria tecnológica IFA

En la feria de electrónica de consumo IFA los altavoces inteligentes (con Alexa y Google Assistant en sus entrañas) acapararán todos los flashes.

altavoces inteligentesCuando Amazon presentó en sociedad hace cuatro años su primer altavoz inteligente Echo (con la listísima Alexa en sus entrañas), muchos se mofaron abiertamente de este dispositivo cilíndrico y aparentemente inútil.

Al consumidor el invento de marras no le pareció tan “tontorrón” como a algunos expertos y, en vista de su arrebatador gancho, Google y Apple no tardaron en subirse al tren puesto en su día en marcha por Amazon.

La próxima edición de la feria de electrónica de consumo IFA, que arrancará el próximo viernes en Berlín, pone de manifiesto que los altavoces inteligentes son hoy por hoy los “gadgets” de más relumbrón en la galaxia eternamente cambiante de la tecnología.

Pocos fabricantes de electrónica de consumo se resisten ya a los encantos de los cada vez más ubicuos altavoces inteligentes (a los que pertrechan de los asistentes de voz de Google y Amazon).

Prueba de lo irresistibles que son los altavoces inteligentes, convenientemente conchabados con Alexa y Google Assistant, es la marca danesa Bang & Olufsen, que aprovechará IFA para levantar el telón de dos nuevos dispositivos (Beosound 1 y Beosound 2) sólo aptos para billeteras abultadas. Los nuevos altavoces inteligentes de la firma escandinava tendrán un precio de 1.500 y 2.000 euros respectivamente.

Si no visualiza correctamente este vídeo, haga clic aquí

A Beosound 1 y Beosound 2 les prestará su voz Google Assistant, el asistente de voz de Google (que como Amazon trata de echar raíces en el mercado colgándose del brazo del mayor número de fabricantes).

Para la mayor parte de fabricantes de electrónica de consumo (incluso para los más poderosos) lanzar sus propios asistentes de voz continúa siendo una utopía imposible de convertir en realidad por falta de recursos y de competencias.

Ni siquiera Apple, con su mullido colchón financiero, lo tuvo fácil cuando allá por el año 2011 alumbró a Siri (a la que Alexa da mil vueltas en muchos sentidos, según las malas lenguas).

Otra empresa que no ha podido resistirse al apabullante encanto de los altavoces inteligentes es Samsung. Hace algunas semanas la compañía surcoreana anunció que lanzaría próximamente un altavoz inteligente donde “parloteará” Bixby (el asistente de voz de Samsung).

La multinacional asiática revelará más detalles sobre su nueva “criatura” en noviembre. El dispositivo lo tendrá, no obstante, bastante complicado para abrirse hueco y destacar en un mercado donde Amazon y Google llevan la batuta a día de hoy.

Aunque la popularidad de los altavoces inteligentes crece como la espuma, en el largo camino que tienen que recorrer para convertirse en dispositivos “mainstream” se interponen obstáculos directamente relacionados con la protección de datos. No en vano, Alexa, el célebre asistente de voz de Amazon, fue noticia hace algunos meses por grabar una conversación privada y compartirla después con uno de los contactos de la propietaria.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir