líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Amazon se opone a la nueva Ley de Servicios Digitales de la UE

Amazon se rebela contra la clasificación de "plataforma digital muy grande" que le endilga la UE

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Amazon ha presentado un recurso ante el Tribunal General de la UE para defenderse de la clasificación de "plataforma digital muy grande" de Bruselas.

Amazon se resiste a la supervisión más estricta por parte de la Unión Europea (UE) a la que le aboca la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA) de Bruselas. La multinacional estadounidense ha presentado un recurso ante el Tribunal General de la UE en Luxemburgo para defenderse de la clasificación de «plataforma digital muy grande» que le endilga Bruselas en virtud de la nueva DSA.

La compañía liderada por Andy Jassy ha argumentado que en calidad de retailer de productos de consumo no es en modo alguno el tipo de plataforma digital que trata de regular la nueva DSA. Al fin y al cabo, subraya Amazon, el objetivo de la Ley de Servicios Digitales es minimizar los riesgos en aquellos servicios que diseminan información y opinión y está financiados mediante la publicidad.

Además, Amazon no es el retailer más grande en ninguno de los diferentes países individuales que conforman la UE, insiste la compañía. En este sentido, si el grupo estuviera sujeto a una supervisión más estricta en calidad de «plataforma digital muy grande» y sus rivales locales escaparan a esa supervisión, Amazon estaría en una posición de desventaja frente a sus competidores.

En su recurso ante el Tribunal General de la UE Amazon enfatiza asimismo lo mucho que ha hecho en los últimos años para proteger a los consumidores europeos de mercancías de naturaleza ilegal como los productos falsos.

Zalando se ha rebelado también contra la clasificación de «plataforma digital muy grande» que le ha asignado la UE

La Comisión Europea califica también de «plataformas digitales muy grandes» al «marketplace» de Google y el retailer chino Alibaba. También el retailer alemán Zalando se defendió en los tribunales contra esta clasificación a finales de junio. En su recurso Zalando se lamentó de que la Comisión Europea había ignorado su modelo híbrido de negocio, ya que en su web no solo comercializa artículos de terceros sino también productos propios. Zalando subraya además que la DSA no debería aplicarse a empresas adscritas al universo del retail, por lo que el número de usuarios de su plataforma no debería ser tomado en consideración en este caso en particular.

Por su parte, Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, hace hincapié en que la DSA no solo orbita en torno el discurso de odio, las «fake news» y el ciberacoso sino también en torno al cumplimiento de las restricciones de edad exigidas por la UE y la lucha contra los artículos ilegales o poco seguros.

Entre otras cosas, la DSA nace con el objetivo de que garantizar que las plataformas digitales eliminen contenido ilegal alojado en sus dominios más rápido que antes. Particularmente estrictos son los requisitos que, según la DSA, deben cumplir los buscadores y las «plataformas digitales muy grandes» con más de 45 millones de usuarios activos al mes. Este tipo de plataformas deben someterse, por ejemplo, a una evaluación de riesgos una vez al año para analizar el contenido nocivo que allí pulula y proponer asimismo medidas para combatir este contenido nocivo. Las compañías calificadas de «plataformas digitales muy grandes» están asimismo obligadas a compartir datos con las autoridades y los investigadores.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Romper la inercia, acabar con los sesgos o abrazar la ética: camino hacia la igualdad con UnaDeDosAnteriorSigueinteSamsung se incorpora al programa de medición de la Atención publicitaria de Teads

Contenido patrocinado