Digital

Satélites y Big Data, el binomio perfecto para predecir y prevenir el futuro

Analítica geoespacial: los satélites comerciales predicen el futuro de los negocios

La industria satelital se encuentra en pleno florecimiento. Start ups como Orbital Insight, Descartes Labs o SpaceKnow trabajan ya con gobiernos, ONGs, compañías energéticas, financieras y retailers para adelantarse al futuro.

sateliteEn la actualidad existen 1.300 satélites orbitando en torno a la Tierra y se calcula que para 2020 habrá 600 más. La observación del planeta desde el espacio se ha convertido en una auténtica industria que, se prevé, alcance los 3.500 millones de dólares en 2024.

La geolocalización, la defensa y las telecomunicaciones son algunos de los sectores en los que su utilización es ya recurrente, pero el potencial de la información que ofrecen los satélites, sobre todo en combinación con el big data con el que ya cuentan las compañías, atrae las miradas del mundo empresarial.

La industria satelital se encuentra en pleno florecimiento. Start ups como Orbital Insight, Descartes Labs o SpaceKnow se hicieron, el año pasado, con rondas de financiación de 50, 30 y 4 millones respectivamente y trabajan ya con gobiernos, ONGs, compañías energéticas, financieras y retailers para predecir y adelantarse al futuro.

Retail, ventas y tráfico

En el caso del retail, por ejemplo, Orbital Insight, start up originaria de Palo Alto, se dedica a registrar y analizar el tráfico de los parkings de los centros comerciales de 96 compañías estadounidenses para vislumbrar el devenir del negocio.

Con una tasa de acierto del 78%, hace uso de algoritmos de deep learning para identificar vehículos a través de imágenes satelitales de más de 55.000 aparcamientos. Estos datos se traducen en patrones que, al mismo tiempo, se comparan con las tendencias de ventas de las cadenas.

Muestra del éxito es el análisis que la compañía llevó a cabo del tráfico de los aparcamientos de la cadena J.C. Penney entre enero de 2012 y enero de 2017 y cuyos resultados muestran la relación entre el descenso en el trasiego de coches en sus establecimientos y la evolución del negocio.

Pero, además de permitir a las compañías anticiparse a la trayectoria de sus ventas, optimizando sus decisiones de negocio, la analítica geoespacial puede convertirse en una herramienta de monitorización de la competencia.

Si un retailer conoce la afluencia de consumidores a los establecimientos de sus competidores, será capaz de anticiparse y elaborar una estrategia para competir en condiciones ventajosas.

El valor económico de los datos

La internacionalización es uno de los principales objetivos de las compañías cuando se encuentran en pleno proceso de crecimiento y, en este sentido, China es uno de los mercados más codiciados. Sin embargo, la opacidad del gobierno del país en lo que respecta a las cifras económicas genera dudas entre los inversores.

La información satelital cobra especial relevancia a la hora de verificar las cifras oficiales y de contar con una información alternativa que complete los datos ofrecidos por las autoridades, aunque, de momento, no sustituye a las cifras de los gobiernos, mucho más granulares.

El crecimiento del mercado manufacturero chino se guía por dos índices a los que miran los inversores mensualmente, el Purchasing Managers Index (PMI) procedente del gobierno y el PMI elaborado por la compañía financiera IHS Markit y patrocinado por el medio de comunicación Caixin.

Ambos se rigen por una escala de 0 a 100 en la que, por encima de 50 es una señal de expansión económica y por debajo de contracción. Además, mientras el oficial tiene en mayor consideración a la empresa pública y las grandes compañías, Caixin se enfoca en empresas más pequeñas, pero utilizando una muestra mayor.

No obstante, desde el año 2016, la compañía SpaceKnow ofrece su propio índice que, bautizado como Satellite Manufacturing Index (SMI), se acerca al mercado de una manera diferente.

A través de 2.200 millones de capturas satelitales de 6.000 áreas industriales, que representan medio millón de kilómetros cuadrados, se obtiene una medida numérica que sigue la misma escala que el PMI, de 0 a 100, y que se publica cada dos semanas.

Estas imágenes analizan los cambios que se producen en el entorno, teniendo en cuenta cosas como la transformación en un área de hierba a una de cemento como síntoma de crecimiento industrial.

Las sombras del petróleo

Esta labor de “espionaje” también se aplica a una de las industrias más importantes a nivel mundial: el petróleo. La falta de información sobre las reservas de crudo que existen en el país asiático ha llevado a la preocupación del mercado ante la incertidumbre del precio de los barriles y la incapacidad de tomar decisiones sin una información fidedigna.

Al no ofrecer datos sobre sus reservas, los analistas han recurrido a los satélites para comprobar la realidad de este sector en el país asiático. El sistema de Orbital Insight consiste en la observación de las sombras de los tanques de petróleo a determinada hora del día con el objetivo de determinar el nivel al que se encuentra su capacidad.

Cuando un tanque está lleno, la sombra es mínima a diferencia de cuando está vacío. Midiendo el tamaño de estas sombras, que tienen una forma similar a la de la fase lunar creciente, Orbital Insight obtiene una estimación casi en tiempo real de las reservas de petróleo y las compara con los datos ofrecidos mensualmente por la agencia estatal de noticias Xinhua.

El resultado, tras escanear todos los contenedores del país, determinó la existencia de 1.500 tanques más de los mostrados en las cifras oficiales.

España también mira al espacio

Nuestro país no se ha quedado al margen de la adopción de esta tecnología. Desde Barcelona, la compañía Satellogic convierte la información que captan sus microsatélites en insight accionables capaces de atajar grandes problemas de la humanidad.

Su visión unitaria del planeta convierte a esta compañía en un gran contenedor de información, llave del entendimiento del presente y del futuro del mundo. Así, ámbitos como la gestión de las reservas mineras, el control de la deforestación, la distribución de los recursos energéticos o de la pobreza son algunas áreas en las que ya trabajan.

A través de esta perspectiva global del planeta Satellogic ofrece una herramienta clave para comprender los cambios que se producen y conocer con antelación los beneficios o perjuicios derivados de ellos.

Para ello hacen uso de la tecnología más vanguardista capaz de medir con asombrosa precisión cuestiones como la humedad o la absorción de agua, así como distinguir entre miles de tonos de colores, imperceptibles para los humanos, pero que pueden ofrecer pistas sobre, por ejemplo, sequías y fertilidad de los terrenos en agricultura o el desarrollo de enfermedades en regiones concretas.

Ahora, el objetivo de la compañía es aumentar la frecuencia de la toma de imágenes y la reducción de costes de una tecnología que, aunque se ha democratizado en los últimos años, sigue estando reservada para unos pocos.

Desbloquear todo el potencial de la analítica geoespacial es el gran salto no solo para los negocios que ya pueden monitorizar, gestionar y optimizar sus recursos, sino también para la humanidad.

Te recomendamos

CONECTADOS

EVO Banco

Podcast

SomosQuiero

Atres

Compartir