Digital

Angela Merkel o por qué las elecciones se ganan en las urnas y también en YouTube

En los tiempos digitales que corren la política está contagiada inevitablemente del virus de la digitalización. La canciller alemana Angela Merkel es muy consciente de ello y por eso se sometió ayer a las preguntas de cuatro jóvenes "youtubers".

Lo hizo con la intención de conectar con los electores más jóvenes y más afines a sus ídolos digitales que a políticos ("talluditos" por lo general) con los que tienen a priori poco o nada en común.

En el encuentro, seguido por 56.000 personas a través de YouTube, se sacaron a colación multitud de temas: las relaciones de Alemania con Turquía, el matrimonio homosexual, la escalada de tensión en Corea del Nortel, la justicia social o los recientes escándalos de la industria automovilística germana.

Pese a lo peliagudo de los temas puestos sobre la mesa por los “youtubers”, Merkel respondió a las preguntas haciendo gala una vez más de su aplomo y serenidad.

Particularmente tensas fueron, no obstante, las preguntas que la candidata de la CDU a la reelección en las elecciones del próximo mes de septiembre tuvo que responder en relación con la crisis en que está involucrado desde hace algún tiempo el ramo automovilístico alemán. La canciller lanzó duros dardos contra este sector, al que instó a denunciar “sin excepciones” los “fallos” cometidos y a resarcir a los afectados.

En cuanto a la escalada de tensión en Corea del Norte, Merkel aseguró que Alemania estaba haciendo todo lo posible para alcanzar una resolución pacífica al conflicto. “No habrá una tercera guerra mundial”, subrayó.

Sobre el controvertido presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Merkel aseguró que habla periódicamente con él por teléfono cuando es necesario, si bien recalcó que ambos tiene inevitablemente posturas muy distintas.

Durante su charla con los “youtubers” Merkel se comprometió, por otra parte, a formar un ejecutivo lo más paritario posible (si gana, eso sí, los comicios del próximo 24 de septiembre). Se trata de dar ejemplo y más teniendo en cuenta, recordó, que sólo el 6% de los puestos de dirección en las grandes empresas alemanas están ocupados por mujeres.

Por lo que respecta al matrimonio homosexual, la youtuber Lisa Sophie echó en cara a la canciller que hubiera votado en el parlamento en contra de las uniones entre personas del mismo sexo. Merkel se reafirmó en su posición y replicó a la joven que “para mí el matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer”. No obstante, “hice campaña para que se votase” la ley que permite el matrimonio homosexual porque tenía el pleno convencimiento de que había una mayoría que pensaba distinto.

A las elecciones del próximo 24 de septiembre están convocados 61,5 millones de alemanes. 9,4 millones de estos 61,5 millones son jóvenes de entre 18 y 30 años y son ellos a los que Merkel quiso precisamente hacer un guiño ayer.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir