Digital

El antídoto contra los ad blockers tiene un nombre: personalización

ad-blockersEl ad blocking es uno de los principales desafíos de a los que se enfrenta la industria publicitaria en los tiempos digital que corren. Circunscritos antaño única y exclusivamente a los dispositivos desktop, los ad blockers sacan cada vez más músculo en los dispositivos móviles.

Según un reciente informe de la empresa de investigación de mercados AudienceProject, el 23% de los internautas estadounidenses y el 26% de los británicos echa mano del ad blocking en los dispositivos desktop, mientras que el 2% (tanto en Estados Unidos como en Reino Unido) hace también lo propio en los ubicuos dispositivos móviles.

tabla1

Cuando deciden colgarse del brazo de los ad blockers, la mayor parte de los internautas lo hacen impelidos por el deseo de dar esquinazo a mensajes comerciales a todas luces irrelevantes (31% en Reino Unido y 30% en Estados Unidos) y también porque están convencidos de que las webs son bastante más manejables cuando están huérfanas de publicidad (31% en Reino Unido y 34% en Estados Unidos).

tabla2

En el impetuoso romance de los internautas con el ad blocking influyen también factores como la lentitud con la que se cargan las webs llenas hasta los topes de anuncios, la renuencia del internauta a ser espiado por los anunciantes en la red de redes, y el ahorro de datos.

Está claro que la calidad de la publicidad que pulula por hoy en la red de redes deja bastante que desear a ojos de los internautas. Y que el auge de los ad blockers está provocado en buena medida por la preocupante falta de calidad y relevancia de la publicidad online.

Sin embargo, y esto resulta muy esperanzador para las marcas, el 44% de los internautas estadounidenses que utilizan ad blockers (y el 34% de los británicos) tienen el convencimiento de los anuncios personalizados mejorarían notablemente su actitud hacia la publicidad online.

tabla3

El 34% de los estadounidenses y el 37% de los británicos creen que la personalización no ayudaría a cambiar su actitud (negativa) hacia la publicidad online, y sólo el 19% de los estadounidenses y el 27% de los británicos vería con peores ojos los anuncios online si estos fueran más personalizados.

Hartos de enfrentarse en internet a anuncios absolutamente irrelevantes, los internautas están pidiendo a gritos más personalización en la publicidad online. De lo contrario, seguirán conchabados hasta el fin de los días con los ad blockers.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir