Digital

¿Anuncios "parloteando" a través de Amazon Echo? Tiempo al tiempo

Google y Bing llevan desde tiempos inmemorables comercializando anuncios en los resultados de sus respectivos motores de búsqueda. Y también Amazon emplaza publicidad en las listas de resultados de su potentísimo buscador de productos. Pero, ¿qué hay de Amazon Echo? ¿No tendría sentido que el famoso dispositivo de comando de voz de la empresa de Jeff Bezos hiciera también hueco a la publicidad?

A algunos el mero planteamiento de esta pregunta será suficiente para meterles el miedo en el cuerpo, pero lo cierto es que la cuestión (horripilante o no) está inevitablemente sobre la mesa.

Los clics pagados en su buscador reportan ya a Amazon un buen puñado de dólares. Según datos manejados por la empresa especializada en marketing digital Adlucent, el gigante del e-commerce se las ingenió en 2016 para que los ingresos asociados a los anuncios pagados en su buscador pegaran un estirón del 45%.

Por eso, que la publicidad haga también acto de presencia en las búsquedas por comando de voz es sólo cuestión de tiempo. Así lo aseguró la semana pasada Seth Dellaire, vicepresidente de Amazon Media Group, durante su participación en Nueva York en la conferencia Industry Preview de AdExchanger. Dellaire afirmó que su compañía estaba trabajando en un nuevo formato publicitario asociado a las búsquedas por voz, pero no concretó en qué consistía ni cuándo se lanzaría.

Lo que está claro es que la empresa de Jeff Bezos cuenta hoy por hoy mercado más que suficiente para hincarle el diente a los anuncios pagado en Amazon Echo. El instituto de investigación de mercados Consumer Intelligence Research calcula que Amazon había despachado hasta noviembre de 2016 la friolera de 5 millones de dispositivos Echo (desde que este gadget fuera lanzado en 2014). Y a finales de enero de este años esos 5 millones de dispositivos podrían convertirse en 8 millones.

Sin embargo, cómo funcionarán los anuncios que Amazon tiene en mente para Echo es todavía una incógnita. Estamos, al fin y al cabo, ante un mercado totalmente nuevo y huérfano, por lo tanto, de experiencias previas a las que agarrarse (como a un clavo ardiendo).

El problema de la publicidad en Amazon Echo es que en este gadget hay inevitablemente mucho menos espacio para el contenido patrocinado. En los dispositivos desktop hay abundante espacio para los anuncios asociados a resultados de búsqueda. En los dispositivos móviles caben como mucho tres. Y en los resultados mediante comando de voz hay espacio únicamente para una inserción publicitaria por búsqueda (lo cual resulta incluso excesivo).

Si la publicidad se abre finalmente paso en Amazon Echo (que lo hará), tendrá que asegurarse de fijar la mirada en el contexto y de procurar valor añadido al usuario. De lo contrario, éste terminará desenamorándose del “juguetito” de Amazon.

La publicidad, totalmente huérfana de (buenas) experiencias, no tiene ningún sentido en Echo. Pero Amazon, quien nunca ha estado falto de buenas ideas, conseguirá maridar tarde y temprano publicidad y experiencias en Echo. De hecho, Amazon Echo cuenta ya con una aplicación (“skill”) con una marca de por medio, Campbell’s, que sugiere recetas al usuario. Lo dicho, la publicidad en Amazon Echo está al caer.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

2btube

Ojo

Hotwire

Compartir