Digital

La feria CES 2018 se queda a oscuras durante más de dos horas

Un apagón en CES 2018 convierte las antediluvianas linternas en tecnología punta

CES 2018Ordenadores, televisores y gafas de realidad virtual. Estos y otros sofisticados gadgets (todos de ultimísima generación) pueden verse estos días en la que se jacta de ser la feria de electrónica de consumo más grande del mundo: CES 2018. O quizás deberíamos reformular la frase y precisar que los aparatos que actualmente desfilan por Las Vegas, donde se celebra CES, pueden contemplarse en todo su esplendor cuando no lo impide ningún inoportuno apagón, como el que tuvo lugar ayer en la feria.

Mientras el sol refulgía con fuerza en el exterior, la nave central del Centro de Convención de Las Vegas se quedaba ayer a oscuras en torno a las 11 de la mañana. En esa nave central, donde están emplazados los stands de las empresas “techies” de más relumbrón y donde se cantan alabanzas en conferencias y ruedas de prensa sobre los prodigios de las casas y las ciudades conectadas, la corriente eléctrica (la que hace posible ese paraíso tecnológico que es CES) se fue ayer para no regresar hasta transcurridas más de dos horas.

¿El efecto secundario más curioso de este extemporáneo apagón? Que en la mayor feria de electrónica de consumo del mundo las antiquísimas linternas se convirtieron de repente en los gadgets más codiciados (y también más útiles) del momento.

Una suerte, de todos modos, que la mayor parte de los smartphones vengan pertrechados actualmente de linternas. No obstante, y pese que los teléfonos inteligentes resultaron ayer hasta cierto punto útiles en medio del caos provocado por el apagón, otros productos, desprovistos totalmente de corriente eléctrica, dejaron atrás el apelativo de inteligentes para convertirse en “tontos” de remate.

Los visitantes de las zonas afectadas por el apagón se tomaron afortunadamente con sentido del humor tan intempestiva avería, a la que reaccionaron con selfis y cómicos posts publicados en las redes sociales.

Quienes se encontraban en las inmediaciones del stand de Intel durante el apagón pudieron, por otra parte, deleitar sus oídos con un concierto de violín (un instrumento que afortunadamente no es deudor de la sacrosanta electricidad).

Por motivos de seguridad las salas perjudicadas por el apagón fueron evacuadas, algo que no fue en absoluto fácil si tenemos en cuenta que en el recinto se encontraban entonces aproximadamente 120.000 personas.

En torno a las 14:25 horas se hizo la luz (de nuevo) en el Centro de Convenciones de Las Vegas donde se celebra CES. Según explicó más tarde la organización de la feria en un comunicado, detrás de la avería estaría la condensación provocada por las lluvias del día anterior, que habrían afectado a los transformadores.

La última edición de CES quedará probablemente grabada a fuego en la memoria de muchos visitantes, y no sólo por las surrealistas situaciones que se produjeron al abrigo de la oscuridad sino también por los suculentos acuerdos que se vieron ayer frustrados por culpa del apagón. Muchos expositores aprovechan la feria para cerrar transacciones de muchos ceros que, sin la luz a su vera, se quedaron probablemente “eclipsadas” (y congeladas) por culpa de la avería.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir