Digital

Apple avanza en el mercado de la salud, pero ¿qué pasa con la privacidad?

appleApple cada vez se adentra más en el sector de la salud y así lo demostró el pasado martes durante la celebración de su esperado evento. En este asistimos al lanzamiento del Apple Watch que puede funcionar como un dispositivo de acondicionamiento físico gracias a los múltiples sensores que permiten realizar un seguimiento de los pasos, calorías y ritmo cardíaco entre otros.

La nueva versión de iOS 8 incluirá una aplicación (Health) que funciona como panel de control de toda la información sobre salud y condición física recogida por el reloj de Apple. La compañía lanzó al mercado HealthKit que permite conectar con médicos y proveedores relacionados con el mundo de la salud.

Hasta aquí todo perfecto. Un dispositivo muy completo que puede ayudar a que realicemos un seguimiento de nuestra actividad física pero ¿qué pasa con la privacidad de todos esos datos? Lo cierto es que Apple no respondió a ninguna cuestión relacionada sobre la seguridad en relación a la protección de estos datos en el Apple Live lo que ha hecho que surjan una serie de preguntas:

¿Cómo manejará Apple estos datos de cara a anunciantes y terceros?

Muchas de las casi 40.000 aplicaciones sobre salud que hay actualmente en el mercado obtienen beneficios mediante la venta de los datos que recopilan de los usuarios. En el caso de Apple se dijo recientemente que los desarrolladores de apps no pueden acceder a los datos de consumo recogidos a través de HealthKit para fines publicitarios. Además, todas las apps que acceden a HealthKit deben tener una política de privacidad.

Pero son muchos los expertos en privacidad que afirman que esto deja mucho espacio a la interpretación. Deborah Peel, fundadora de la Patient Privacy Rights Foundation, explica que “los usuarios deben ser capaces de ver exactamente cómo estas aplicaciones están utilizando sus datos”.

Recientes estudios revelan que un tercio de este tipo de aplicaciones ha enviado datos a terceros pero no a través de sus desarrolladores. Pero esta laguna en términos de privacidad puede tener implicaciones que van más allá de la publicidad ya que estamos hablando de datos sobre la salud de los usuarios.

¿Intentará Apple hacer negocio con estos datos?

Apple ya ha colaborado con Epic, proveedor de historiales clínicos electrónicos para alimentar su base de datos de HealthKit. Lo cierto es que la compañía de la manzana posee un buen historial en términos de privacidad aunque no ha revelado mucho sobre el tratamiento de datos que realiza con HealthKit.

Lo cierto es que los datos recogidos por esta app son de gran interés para centros médicos, farmacéuticas y profesionales del mundo de la salud que estarían dispuestos a pagar grandes cantidades de dinero por esos ellos.

¿Cómo y en qué circunstancia cumple Apple con la intimidad?

Toda empresa que recoja datos médicos debe cumplir con el Health Insurance Portability and Accountability Act o HIPAA (Seguro de Salud de Portabilidad y Responsabilidad). La Ley es clara y dice que las empresas que almacenan datos de pacientes no pueden utilizarlos ni venderlos. Apple no ha aclarado si va a aplicar las políticas de la HIPAA por lo que puede que la compañía no tenga que pagar por supuestas infracciones.

¿Los usuarios confían en las apps de salud en vez de en el médico?

Expertos del mundo de la salud señalan una creciente y preocupante tendencia del uso de este tipo de apps para auto diagnosticarse. Apple ha dicho que no recogerá datos de aplicaciones utilizadas por los pacientes para hacer este tipo de diagnósticos, pero muchas de estas aplicaciones existen un vacío legal por lo que Apple debe tener cuidado.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir