Digital

Apple y el FBI defienden sus posiciones inamovibles ante el Congreso de Estados Unidos

problemas"Vicioso perro guardián". De esta peculiar forma se ha referido el FBI al sistema de encriptación de Apple en el Congreso de Estados Unidos ante la petición de ayuda a la compañía de la manzana para el desbloqueo del iPhone de Syed Farook, uno de los autores materiales de la matanza de San Bernardino que tenía lugar el pasado 2 de diciembre.

Una situación que ha abierto una batalla legal entre el gigante tecnológico y el FBI que ha acaparado la atención de todo el mundo. La negativa de Apple alegando que, en caso de ceder a esta petición, se podría poner en peligro la seguridad de sus cientos de millones de usuarios, ha escrito un nuevo capítulo en la lucha contra el terrorismo a nivel global.

Todo comenzaba en la corte del distrito de Los Ángeles donde la jueza Sheri Pym dictaminaba que Apple tendría que proporcionar “ayuda técnica razonable” al FBI para tener acceso a los datos que pudiesen encontrarse en el terminal de Farook, y poder aportar algo de luz a la investigación.

La compañía dirigida por Tim Cook se negó a esto como ya hemos visto, amparándose en los artículos referentes a la libertad de expresión recogidos en la Constitución, junto al apoyo demostrado por otros gigantes del mundo de la tecnología.

El debate sobre la protección de los datos quedaba inaugurado de forma oficial el pasado lunes 1 de marzo dejando por el momento, al FBI y Apple en las mismas posiciones de las que partían.

De acuerdo a las palabras de James Comey, director del FBI, en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, “vemos cada vez más y más casos en los que creemos que hay pruebas significativas que residen en un teléfono, una tableta o un ordenador, pruebas que pueden hacer que un delincuente sea condenado o absuelto", tal y como recogen desde el diario El Mundo.

"No poder acceder a esas pruebas tendrá repercusiones significativas en nuestra capacidad para identificar, detener y enjuiciar a esos delincuentes", añade Comey, que ha dejado claro que los actuales sistemas de encriptación presentes en muchos dispositivos están dificultando seriamente las capacidades de las autoridades a la hora de buscar información.

El Gobierno ha solicitado a Apple el diseño de un software que posibilite esquivar la seguridad de los teléfonos permitiendo el acceso a los datos que se encuentran almacenados en estos. La compañía de la manzana no ha vacilado a la hora de responder que esto es del todo imposible ya que, como hemos visto, se pondría en peligro la seguridad de sus usuarios.

"El FBI le ha pedido a un tribunal que nos ordene que le demos algo que no tenemos, que creemos un sistema operativo que no existe porque sería demasiado peligroso", se defendía Bruce Sewell, uno de los asesores legales de Apple.

Uno de los momentos más tensos de la intervención de Sewell ha sido la respuesta ante las acusaciones del Gobierno que señalan que Apple, se ha negado a colaborar por motivos de marketing. Afirmaciones que, según Sewell, “le hacen hervir la sangre” ya que están “haciendo esto porque creemos que proteger la seguridad y privacidad de cientos de millones de iPhones es lo correcto".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir