líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Aprenda cómo resolver los 9 errores de navegación en e-commerce más comunes

Redacción

Escrito por Redacción

El error más común, y más extendido, entre las compañías con presencia en internet, y especialmente en e-commerce, es no mejorar la navegación. Olvidan que se trata de un área fundamental y que, al final, es la impresión que se dará al usuario que está al otro lado de la pantalla. Dedicar un poco de tiempo a ello puede ayudar a reportar más ingresos y, lo que es más importante, a aumentar la satisfacción de los clientes. Por eso, Direct Commerce ha repasado los 9 errores más comunes en navegación en e-commerce y sus sencillas soluciones.

1. Opciones de clasificación incorrectas, o ninguna opción
Cuando un usuario utiliza las opciones de “mostrar por” de un site de e-commerce aumentan las posibilidades de que termine finalizando la compra. Navegar por las distintas categorías es como decir “estos buscando activamente por algo que comprar”. El problema es que hay páginas que directamente optan por prescindir de esta herramienta y excluyen funciones como “ordenar por precio”, incluso en las secciones de rebajas.

¿Cómo arregarlo? Mostrar automáticamente los productos por “más vendidos” como estándar aumentará las ventas. Además, incluir opciones típicas como “más baratos”, “más caros” o “mejor valorados” ayudarán a los usuarios a encontrar lo que están buscando. Por otro lado, hay que tener en cuenta que cuando un usuario clasifica su búsqueda por precio, es todavía más propenso a comprar algo, pero a la hora de incluir esta opción no hay que olvidar poner productos atractivos con los precios más bajos en lugar de dirigir al consumidor sólo hacia los caros. Además, no olvides incluir la opción “mostrar todos los artículos”.

2. Botón de “volver” roto
Antes era bastante común que las páginas web rompieran el botón “volver” y por más que se hacía clic en él no llevaba a ningún sitio, o daba error. En los últimos cinco o seis años las marcas han logrado arreglarlos, aunque todavía hay excepciones

¿Cómo arreglarlo? Cuando un desarrollador web sabe que el botón “volver” no funciona, es bastante fácil de arreglar. El problema es que los usuarios suelen comprobar este problema bastante a menudo mientras que los propietarios de la web pocas veces se dan cuenta.

3. No se puede subir y bajar por la página
A los usuarios, generalmente, les gusta subir y bajar por toda la página para ver todos los productos y opciones que tiene. Por eso, es importante que todos los elementos que se insertan en una página estén visibles.

¿Cómo arreglarlo? La forma más sencilla de solucionar esto es navegar por la página con la resolución de pantalla más baja y comprobar que todos los elementos aparecen.

4. Páginas aisladas
La navegación por estas páginas hace que una página cambie la estructura de la navegación sin que el usuario apenas se dé cuenta de ello. Es bastante común en páginas de supermercados y grandes almacenes.

¿Cómo arreglarlo? Si quieres cambiar la navegación durante el viaje de un usuario por tu página, asegúrate de que entiende qué está ocurriendo, y que puede volver al punto de partida.

5. Navegación misteriosa
Todavía sigue siendo demasiado común la navegación misteriosa, esos elementos de navegación con nombres que no indican claramente qué se va a encontrar un usuario al hacer clic ahí.

¿Cómo arreglarlo? La forma más sencilla consiste en ponerse en la piel del usuario y navegar por la página. Si nunca hubieras accedido antes a esa web, ¿sabrías qué esconde cada término? Si buscas un producto concreto, ¿sabrías dónde encontrarlo?

6. ¿Qué pasa con las reglas de diseño?
A veces se pueden romper los principios del diseño para conseguir un aspecto determinado, o adaptarlo a las formas concretas de hacer negocio. Pero la mayoría de las veces es mejor no arriesgarse a romper las reglas de diseño si no hay una buena razón, porque puede hacer más mal que bien.

7. Sobresaturar a los usuarios
Hay muchas formas de sobresaturar a los usuarios con una web, desde no darles opciones para dirigirles hacia el siguiente clic hasta bombardearles con excesiva información. Cuando pienses en el diseño de tu web, piensa en esto y cómo un diseño claro y limpio puede ayudar a que los usuarios no se sientan abrumados con tanta información.

8. Siempre hay cosas que salen mal
Es inevitable, pero muchas empresas olvidan que a veces las cosas fallan. Es inevitable encontrarse con un Error 404 alguna vez, o páginas de resultados que aparecen vacías.

¿Cómo arreglarlo? Hay cosas en las páginas web que no se pueden evitar, pero es posible ofrecer a los usuarios respuestas alternativas u opciones antes que llevarles a un callejón sin salida cuando realizan una búsqueda.

9. No ignores los números
Tener en cuenta cómo navegan los usuarios por tu página puede darte mucha información útil sobre el site, pero también sobre el marketing y las compras. Una herramienta sencilla como Google Analytics ofrece, de un simple vistazo, información sobre lo que buscan tus usuarios, lo encuentren o no, y lo que evitan.

¿Cómo arreglarlo? Pregunta a alguien que sepa sobre analíticas para que investigue cuáles son las categorías más y menos populares en la página o qué elementos de navegación no interesan a nadie.

 

"The Return of D Rose": Adidas rescata al genio del baloncesto en su nuevo spotAnteriorSigueinteCoca-Cola convierte una revista en un altavoz para el iPhone

Contenido patrocinado