líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así es "Fuchsia", el nuevo sistema operativo de Google

androidEl verano inicia su recta final y nos deja una noticia cuanto menos curiosa. Google ha comenzado a trabajar en el desarrollo de un nuevo sistema operativo denominado «Fuchsia» (aparece en el repositorio de GitHub) aunque lo cierto es que nadie parece saber cuál es exactamente la función que cumplirá y las características que nos ofrecerá.

Por el momento se han desvelado pocos detalles pero si sabemos que, a diferencia de Android, Google Chrome y otras plataformas de la compañía, «Fuchsia» no estará basado en el sistema operativo Linux.

Los documentos filtrados en los que se detalla el nuevo proyecto señalan que el gigante de las búsquedas trabajaría sobre el kernel (núcleo operativo de un software) Magenta que podría funcionar con todo tipo de dispositivos.

Las quinielas sobre el nuevo sistema operativo de Google no se han hecho esperar. Todo apunta a que estará disponible en 2017 y algunos ven en «Fuchsia» una forma de unificar Chrome OS y Android dentro de un único sistema operativo. Un plan que no sería nada descabellado si tenemos en cuenta que los rumores sobre un movimiento de estas características llevan circulando desde el pasado año.

Lo cierto es que aunque no se conocen muchos detalles sobre el proyecto basta con echar un vistazo a los puntos de código en los que se basa «Fuchsia» para hacernos una idea de las intenciones de la empresa. Ya hemos visto que parte de Magenta que a su vez nace de un proyecto denominado como “LittleKernel”, diseñado para ser utilizado en sistemas embebidos (equipos que cuentan con una función especializada y que con frecuencia no requieren del uso de un sistema operativo real), tal y como informan desde The Verge.

Pero el núcleo sobre el que se asienta Magenta puede hacer mucho más que encender un router si es que el camino de Google se dirige hacia la optimización del hardware. La citada documentación relativa a la filtración del proyecto apunta a que “se dirige a los teléfonos y ordenadores portátiles modernos”, que cuentan con “procesadores rápidos” y “cantidades no triviales de memoria RAM”. Algunas voces van más allá y aseguran que podría ser utilizado en interfaces de realidad aumentada.

Por el momento únicamente se conoce el nombre y que cuenta con código abierto. Actualmente está siendo probado en todo tipo de sistemas y sus creadores aseguran que está funcionando “razonablemente bien”. Cabe señalar además que el reporte en el que se recoge toda la información deja claro que «Fuchsia» podría tener un papel de relevancia menor como motor destinado a los dispositivos que podremos encontrar en los hogares conectados.

 

Adictik, la app de "brand lovers" que protagonizan la publicidad de sus marcas favoritasAnteriorSigueinteInstagram sigue los pasos de Facebook y optimiza las herramientas para anunciantes

Noticias recomendadas