líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así se vislumbra el futuro inminente (y digital) de la banca

bancos digitalesLa tecnología está cambiando la percepción que tenemos del mundo por completo. Su expansión y los cambios de hábitos que provoca en los consumidores están haciendo que cada vez más todos los sectores del mercado encuentren la necesidad de digitalizarse para seguir progresando en un mercado tan competitivo. Y la banca no podía ser una excepción.

Aunque hace unos años era impensable la idea de gestionar el dinero sin la necesidad de ir a una sucursal bancaria, hoy en día la gran mayoría de las transacciones monetarias se tramitan a través de una página web o mediante una aplicación en un teléfono móvil.

Esta revolución tecnológica a la que se enfrentan los bancos cada vez es mayor. Según datos proporcionados por El Economista, un 70% de los millennials estadounidenses tan solo pasan una o dos veces al año por un banco. La razón es clara, los jóvenes quieren una vida más cómoda que les permita solucionar sus problemas sin gastar tiempo en desplazarse a ningún lado.

Sin embargo, este no es el único problema al que tiene que hacer frente la banca. Al reinventar el modo en el que se relacionan los clientes con el banco, también había que hacer lo mismo con el dinero. Por esta razón, cada vez veremos menos personas portando billetes para pagar sus compras o incluso monedas (de esas que tan solo pesan y estorban en el bolsillo).

En cambio, los clientes comenzarán a pagar con su smartphone y convertirán poco a poco el dinero en algo virtual. Así, las finanzas se volverán cada vez más seguras (ya que todo quedará registrado y los usuarios no tendrán la necesidad de llevar mil tarjetas encima que teman perder).

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, El Economista imagina bancos del futuro que posean tan solo un par de sucursales por ciudad (ya que los consumidores tan solo irán a ellas para temas como gestión patrimonial, fiscal, montajes hipotecarios…) con una dimensión más pequeña y especializada que ofrezca una mejor experiencia de usuario.

 

Esta campaña quiere que finja orgasmos como la mismísima Meg RyanAnteriorSigueinte¿Ha echado cuentas y no le llega para un Porsche? Ahora puede tenerlo en holograma

Noticias recomendadas