Digital

¡Atención planificadores de medios! Esta es la solución ante el nuevo consumo de vídeo

video-jpegNuestra sociedad es más móvil, activa y urbana que nunca. Un nuevo escenario que sitúa a los anunciantes ante unos consumidores que se encuentran en continuo movimiento. De acuerdo a los datos ofrecidos por Kinetic USA, empleamos hasta el 70% de nuestro tiempo fuera de los hogares.

Un porcentaje que se eleva en el caso de los millennials que, por ejemplo, comen fuera de sus casas mucho más de lo que lo hicieron sus padres. A esto sumamos que el avance del internet de las cosas y dispositivos móviles nos sitúan frente a un grado de conectividad como nunca antes habíamos visto.

No es de extrañar que la preocupación de los marketeros aumente ante una fotografía en la que la publicidad en vídeo dentro de los hogares está en declive. Cuando hablamos de la audiencia de la publicidad en TV aparecen dos conceptos que nos hacen replantear las estrategias que hemos venido siguiendo hasta ahora: contracción y fragmentación.

Los datos de Nielsen revelan que el consumo de televisión tradicional en Estados Unidos está disminuyendo de forma constante año tras año en la mayoría de los sectores demográficos. Descensos que se aprecian además en el tiempo que pasamos frente a los ordenadores de escritorio.

Una receta a la que solo falta añadir fenómenos como el ad blocking o los problemas de visibilidad y fraude. A pesar de todo esto, hay una cosa que no cambia: el vídeo se mantiene como el formato más poderoso para que las marcas hagan llegar sus mensajes.

No es de extrañar que los planificadores de medios se estrujen la cabeza buscando las mejores estrategias alrededor de este, y recuperar las impresiones que están perdiendo desde los hogares.

Los últimos datos ofrecidos por Digital Place Based Advertising Association (DPAA) relativos al presente año, informan de que el 61% de los participantes en su encuesta contemplan la publicidad basada en localización y el exterior digital dentro de sus planes de medios. Las perspectivas de crecimiento de ambos únicamente pueden ser calificadas como brillantes.

La razón la encontramos en el imparable crecimiento del móvil. El smartphone se posiciona prácticamente como una extensión de nosotros mismos, y esto es algo que las marcas no están dispuestas a dejar pasar.

Un triunvirato que ofrece maximización de los datos, impresión orientada al cliente, reorientación multipantalla, geolocalización y estar en todo momento presentes durante el proceso de compra.

Vemos de esta forma como, según un reciente estudio de la DPAA, que el 44% de los planificadores de medios recomienda la combinación de ambos conceptos. Especialmente para medir el seguimiento a través de dispositivos (75%), posibilitar la interacción (69%) o reorientar la publicidad (78%), tal y como recogen desde Adweek.

Basta con dar un paseo por cualquiera de las grandes metrópolis que no paran de crecer en el mundo, para ver como anunciantes de todos los tamaños se publicitan en edificios, centros comerciales, lugares de ocio y consumo, cine y demás espacios de las ciudades. Es la reorientación de esos consumidores que reciben la publicidad hacia el mobile el objetivo.

“Los datos sobre localización se han convertido en la nueva fiebre del oro”, explica en un artículo publicado en The Huffington Post Andy Sriubas, vicepresidente ejecutivo de CBS Outdoor. “Siempre hemos sabido que la ubicación es poderosa y, ahora, es accionable”.

Cada vez son menos los que dudan de que el matrimonio formado por el móvil y la publicidad exterior puede ser uno de los mejores avenidos en la industria. Cierto es que no existe una única solución para el dilema que plantean las impresiones en vídeo pero puede, que estemos ante una respuesta que merezca la pena escuchar.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir