Digital

El Netflix de los videojuegos ya está aquí

Aterriza en España Wade Box, el Netflix de los videojuegos

Ha llegado a España el cloud gaming, de la mano de la startup española PlayGiga, suponiendo una revolución en el mundo de los videojuegos.

En un momento de revolución del cloud computing, el mundo de los videojuegos no se ha salvado. Y es que, la startup española PlayGiga ha lanzado esta semana al mercado la primera plataforma de distribución de videojuegos en streaming, que permite a los usuarios jugar a un amplio catálogo de títulos sin necesidad de instalaciones ni descargas.

Tal y como ha explicado Javier Polo, consejero delegado de PlayGiga, "hasta ahora, si querías jugar a un videojuego tenías que comprar una consola o un PC y mantenerlo actualizado. El cloud gaming, en cambio, te libera de todo esto". Además, ha añadido que “somos como Netflix, el usuario sólo tiene que encender su televisión, acceder a la plataforma y puede empezar a jugar".

Como ya sabemos, esta forma de contenido en línea se ha probado ya con éxito en otros ámbitos como el de la música o la televisión. Pero, sin embargo, todavía no había llegado al poderoso negocio de los videojuegos, que siguen aún estrechamente vinculado al modelo tradicional de venta física. Según los datos de la Asociación Española del Videojuego (AEVI), correspondientes a 2017, los videojuegos adquiridos de forma física supusieron, con 885 millones de euros, el 65% del total, frente a los 474 millones del mercado digital (35%).

El pack que ha diseñado PlayGiga, que en España se vende bajo el nombre de Wade Box, incorpora un mando y un decodificador y se puede adquirir en El Corte Inglés a un precio de 100 euros. Además, el paquete incluye acceso gratuito durante seis meses a un catálogo de 50 juegos, entre los que se incluyen títulos como Tomb Raider, Mad Max, Batman Arkham City o el MotoGP 2017. Finalizado este periodo, el usuario puede suscribirse a una tarifa mensual a partir de siete euros.

En un futuro cercano, la compañía espera poder ampliar su catálogo hasta superar los 100 títulos en los próximos meses. Para ello, PlayGiga ha llegado a acuerdos con 40 de los principales editores de videojuegos de Estados Unidos, Europa y Asia, entre los que se encuentran gigantes como Disney, Warner, Sega, Codemaster o Frozenbyte.

Asimismo, en los planes de la startup está ofrecer este servicio a las operadoras de telecomunicaciones como palanca para fidelizar a sus clientes. "Las telecos buscan contenidos atractivos que vender y con los que financiar sus despliegues de redes. Cuando gigantes como Google o Amazon entren en este terreno, con ofertas complementarias de televisión de pago, van a correr el riesgo de ser desintermediados", ha explicado Polo.

El origen de PlayGiga está en 2017, cuando la empresa inició sus operaciones comerciales con dos lanzamientos de su servicio: en Italia, de la mano de Telecom Italia, y en Argentina y Chile, con Turner. Así, en ambos casos, el producto se vende como marca blanca y es la compañía elegida la que plasma su logotipo y elige el nombre del dispositivo.

En España, la situación cambia, ya que es el primer país en el que startup lanza este producto directamente al consumidor final. Aunque, como reconoce Polo, no descartan aliarse con alguna de las cuatro grandes teleoperadoras (Movistar, Vodafone, Orange o Masmóvil). "Estamos en conversaciones con todas ellas, pero todavía no tenemos nada cerrado", ha asegurado.

Para concluir, cabe destacar que entre los accionistas de PlayGiga, figuran compañías tan conocidas como Adara Ventures, Bankinter, Caixa Capital Risc o Inveready. Además, en 2015, la startup cerró una ronda de financiación de cinco millones de euros para financiar su expansión internacional y comprar contenidos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir