Digital

AT&T pone en una encrucijada a sus clientes: o comparten sus datos para anuncios personalizados o pagan más

ATT AT&T ¿Pagaría una cuota mensual extra sólo para evitar ver algunos anuncios online basados en su historial de navegación? Esta es la premisa que se esconde detrás de GigaPower, el nuevo servicio de red de fibra óptica ultrarápida que ofrece el gigante de telecomunicaciones AT&T en algunas ciudades.

La compañía ofrece precios más bajos a los clientes de GigaPower que estén dispuestos a participar en el servicio de preferencias de internet de AT&T, un programa de análisis que permite al proveedor de servicios de internet utilizar la información sobre los sitios que visitan sus clientes y los términos de búsqueda que ingresan con el fin proporcionales anuncios personalizados online, por correo electrónico o por correo directo.

"Por ejemplo", explica AT&T en su sitio, "si busca un coche online, usted puede recibir un correo electrónico informándole de la ventas en un concesionario local". A los clientes que participen en el programa de publicidad segmentada, AT&T le ofrece precios a partir de 70 dólares al mes con una velocidad de internet de hasta un gigabit por segundo. Por el contrario, los precios para aquellos que no quieran anuncios segmentados oscilan entre los 30 y los 99 dólares al mes.

Gretchen Schultz, portavoz de AT&T, explicó en un comunicado la semana pasada que la compañía estaba ofreciendo a sus clientes "una elección clara" y que la gran mayoría había optado "por el modelo de publicidad".

Sin embargo, la opción de mayor precio puede que no signifique más privacidad, ya que AT&T todavía podría recopilar información sobre el uso de internet de los clientes, participen o no en su programa de anuncios segmentados."Tal como se describe en nuestra política de privacidad, AT&T podrá seguir recopilando información de navegación web con fines limitados, tales como la gestión de la red", señaló Schultz.

En este sentido, muchos expertos defensores de la privacidad se han manifestado en contra de estas prácticas, ya que comentan que independientemente de si los clientes pagan por permanecer fuera del programa de AT&T, las redes de publicidad y empresas de consumo aún podrían ofrecer anuncios segmentados colocando trozos de código de seguimiento, también denominados cookies, en los navegadores de internet de los clientes.

CenturyLink, uno de los mayores proveedores de internet en Estados Unidos, por ejemplo, "no permite la publicidad online que estén dirigida a nuestros clientes en función de su historial de navegación web", dice el sitio web de la empresa. Esta compañía tiene un programa para sus clientes de alta velocidad de internet que permite a los anuncios que se adapten a sus ubicaciones generales. Pero los clientes pueden inhabilitar el servicio, aparentemente sin hacer frente a tarifas más altas.

 

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir