Digital

B. Dye (Symantec): "Los antivirus están muertos"

antivirusCasi todos tenemos instalado en nuestros ordenadores algún programa antivirus. Sin embargo, ¿hasta qué punto es necesario este tipo de software? Si hacemos caso de Brian Dye, vicepresidente de Symantec, la presencia de los antivirus en nuestros ordenadores es poco más menos que inútil. Los antivirus están "muertos", asegura Dye en unas explosivas declaraciones a The Wall Street Journal.

Sólo el 45% de los ataques que los usuarios reciben en sus equipos informáticos son reconocidos como tales por los antivirus, que no sólo son inútiles sino ineficientes. Mientras los hackers trabajan en ciberataques cada vez más sofisticados, los antivirus han dejado de ser útiles para hacerles frente, afirma Dye.

¿Están entonces “muertos y enterrados” los antivirus? No exactamente. Los que están muertos de verdad son los virus tradicionales, explica el experto en seguridad informática Peer Heinlein en declaraciones a Süddeutsche Zeitung. Los virus actuales no responden a ningún esquema, son totalmente dinámicos y casi inidentificables como tales.

En este sentido, el viejo negocio de los antivirus, basado en el clásico juego del gato y el ratón, ya no tiene ningún sentido en la actualidad, recalca Heinlein.

La mejor prueba de ello son las cuentas de Symantec, cuya antaño boyante división de antivirus no para de menguar. “Estos programas han dejado de ser máquinas de hacer dinero”, confiesa Dye. Y por eso Symantec quiere apostar por una nueva estrategia de combatir a las hackers.

En la nueva red redes de redos todo el mundo puede ser atacado en cualquier momento. Por eso ya no tiene sentido recurrir a programas para escanear código dañino y eliminarlo. Se trata más bien de evitar las consecuencias derivadas de los ataques informáticos, señala Thomas Hemker, estratega de seguridad informática de Symantec.

Una posible alternativa a los antivirus tradicionales son, por ejemplo, las denominadas “honeypots”. Las “honeypots” son trampas que resultan especialmente “golosas” para los hackers. Si algún software de carácter sospechoso cae en la trampa, las “honeypots” lo analizan y lo combaten desde dentro.

El objetivo no es otro que identificar cuanto antes posibles ataques informáticos para neutralizarlos y desactivarlos con celeridad. En realidad, los antivirus no están muertos. Simplemente utilizan armas diferentes para luchar contra sus enemigos: los virus.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir