Digital

Berners-Lee pide garantizar la neutralidad y la accesibilidad de la web como garantía para la democracia

Berners-Lee pide garantizar la neutralidad y la accesibilidad de la web como garantía para la democraciaDesde que apareció el World Wide Web, en diciembre de 1990, se demostró el concepto principal sobre el que se basa: que cualquier persona pueda compartir información con cualquiera, en cualquier parte. Según afirma Tim Berners-Lee, el creador de la web, es gracias a este espíritu que la web logró difundirse tan rápidamente y a día de hoy, 20 años después de su creación, la web ha logrado integrarse completamente en nuestras vidas, hasta el punto de darla por sentada y esperar que esté ahí en cualquier momento.

Según escribe Berners-Lee en Scientific American, “la web ha evolucionado en una herramienta poderosa y omnipresente porque se construyó sobre principios de igualdad y porque miles de personas, universidades y compañías han trabajado, tanto de forma independiente como siendo una parte del consorcio world wide web, para expandir sus capacidades basándose en esos principios”.

Pero el padre de la web advierte que este concepto que se tiene ahora está amenazado desde distintos frentes. Esto se debe a que sus habitantes más exitosos están empezando a abandonar sus principios, como las redes sociales, que están empezando a “amurallar” la información subida por sus usuarios del resto de la web. Además, los proveedores de redes inalámbricas “están siendo tentados a reducir el tráfico de las páginas con las que no tienen acuerdos” y los gobiernos controlan los hábitos online de la gente, poniendo en peligro algunos de los derechos humanos más fundamentales.

Berners-Lee advierte que si los propios usuarios permitimos que se mantengan estas tendencias, “la web podrá romperse en islotes fragmentados” y perderíamos la libertad de conectar con cualquier sitio web que quisiéramos. La importancia de todo esto, recuerda, es “porque la web es vuestra. Es un recurso público del que tu, tu negocio y tu gobierno dependen. La web también es vital para la democracia, un canal de comunicaciones que hace posible la conversación continua por todo el mundo”.

Ante la idea que tiene la gente, en general, de que la web es algo natural que, si empieza a marchitarse, como usuarios no hay mucho que hacer para evitarlo, Berners-Lee afirma que “nosotros creamos la web, diseñando protocolos y software, este proceso está completamente bajo nuestro control”. Asegura que la web no es algo que esté terminado y para entender lo que está ocurriendo en el mundo, lo que hacen los demás o, simplemente, compartir nuestros archivos con nuestros amigos, “nosotros como público, la comunidad científica y la prensa tienen que asegurarse de que los principios de la web se mantienen intactos, no sólo para preservar lo que ya tenemos sino para beneficiarnos de los grandes avances que están por llegar”.

Para asegurarse de que la web adquiere más valor, Berners-Lee propone una serie de principios clave en los que el principal es la universalidad, para garantizar la usabilidad y el crecimiento de la web. “Esto significa que la gente tiene que poder poner cualquier cosa en la web, no importa el ordenador que tenga, el software que utilice o el idioma que hable y sin importar si tienen una conexión a internet por cable o inalámbrica. La web tiene que ser utilizable por gente con discapacidades”, afirma Berners-Lee, y recuerda que la web tiene que funcionar con información en cualquier formato y con cualquier calidad, además de ser accesible desde cualquier hardware que se pueda conectar a internet.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir