Digital

Blablacar no piensa echar el cierre a pesar de sus problemas judiciales

Los problemas no paran de crecer para Blablacar que parece que sigue la estela del desaparecido Uber. Y no solo porque haya sido puesto al frente de los mismos jueces que impusieron el cierre de Uber si no que se enfrenta a la demanda que ha interpuesto la patronal de autobuses Confebús quien acusa al servicio de competencia desleal. La decisión está ahora en manos de los jueces.

Jaime Rodríguez de Santiago-Concha, responsable de la empresa en España y Portugal ha hablado en una entrevista a Efe sobre los problemas judiciales a los que ese enfrentan. Asegura que están tranquilos pues su servicio es una red social que consiste en poner en contacto a conductores y pasajeros para compartir gastos e insiste en que su negocio es totalmente lícito.

Además, afirma que el servicio no es, en ningún caso, un transporte sustitutivo sino complementario a otras alternativas más tradicionales. Con respecto a los rumores que apuntaban a un ánimo de lucro de los conductores, Rodríguez destaca las medidas restrictivas que van desde la aportación máxima al conductor, el número de plazas ofertadas o la retribución por kilometraje hasta la expulsión del usuario que infrinja las normas.

Con presencia en 19 mercados, y alcanzando una cifra de 20 millones de usuarios globales, Blablacar es una apuesta de la nueva economía colaborativa cada vez más popular, un éxito que Rodríguez atribuye a que se trata de "un uso mucho más racional de los recursos. Hemos pasado de la mentalidad de posesión a la de uso".

Todas las miradas están puestas en el mes de octubre, fecha fijada para que el juez resuelva la petición de medidas cautelares por parte de Confebús.

Te recomendamos

A3

ADN

FOA

Recopilatorio

Mundial

Compartir