líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Blablacar responde a la polémica con Confebús: "somos una red social"

blablacarEl pasado día 1 de octubre Blablacar, red social que ayuda a que los usuarios se pongan en contacto para compartir los gastos de sus trayectos en coche, se convirtió en protagonista de una forma involuntaria.

El motivo lo encontramos en la vista celebrada en el juzgado de lo mercantil número 2 de Madrid como consecuencia de la demanda interpuesta por la Confederación Española de Transporte de Autobús (Confebús). La patronal del transporte de viajeros por carretera ha acusado a Blablacar de ser una “red de transporte encubierta”.

En la mencionada vista Confebús acusó a Blablacar de actuar como intermediario en la contratación de servicios de transporte careciendo de la licencia pertinente para el desarrollo de esta actividad, entre otras acusaciones que aseguran, dañan seriamente a la industria del transporte en España.

En la mencionada vista celebrada para que ambas partes presentasen alegatos y defensas con el objetivo de determinar una serie de medidas cautelares, se conocieron algunas conclusiones que desde MarketingDirecto.com recogimos y analizamos en profundidad consultando la opinión al respecto de Blablacar.

«No entendemos esta situación»

Con el objetivo de ampliar toda la información relativa a este caso. Desde este medio hemos entrevistado a Jaime Rodríguez de Santiago-Concha y Argos, country manager de Blablacar para España y Portugal.

La primera y obligada pregunta pasa por conocer su opinión sobre la demanda interpuesta por Confebús así como los posibles motivos que han llevado a la misma. “Se trata de una situación que nos cuesta mucho entender ya que no ha sucedido en ningún otro de los países en los que Blablacar presta sus servicios”.

Rodríguez ha mostrado su preocupación por los más de dos millones y medio de usuarios que utilizan los servicios de Blablacar en España. Nuestro país se convirtió en el segundo mercado en el que la red social desembarcó hace ya cinco años y se ha posicionado como el segundo país en relevancia.

«No determinamos los aspectos del viaje»

“Red de transporte encubierta”. Así califican desde Confebús a Blablacar a lo que Rodríguez responde que son una “red social que no determina los aspectos del viaje”. “Servimos para poner en contacto a usuarios que no obtienen ningún de beneficio adicional por el transporte ya que se trata únicamente de compartir gastos”.

Ha destacado las estrictas limitaciones con las que cuenta Blablacar para impedir que se obtenga beneficio alguno. “Nos limitamos a poner en contacto a pasajeros con el objetivo de ahorrar costes compartiendo gastos”. Por esta razón ha dejado claro ante calificativos recibidos como “intermediarios” que no pueden “intermediar en algo que no existe”.

Por estos motivos su actividad se encuentra regulada por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) en vez de por la Ley de Ordenación del Transporte. A lo largo de la entrevista deja claro en varias ocasiones que se trata de un servicio que ayuda a “conocer gente” ya que “tiene un carácter social” siendo siempre “el conductor el que tiene la última palabra”.

Blablacar y la relación con AXA

Entre las alegaciones de Confebús destaca una cifra bastante llamativa: Blablacar tiene un impacto directo en el uso de los autobuses provocando un descenso en el número de viajeros del 20%. Blablacar ha dejado claro tanto en la vista como durante esta entrevista que la actividad de compartir coche para ahorrar gastos apenas tiene un impacto en el sector del autobús del 0,3%.

Rodríguez deja claro que “no tienen pruebas” para realizar este tipo de afirmaciones ya que no está demostrado que las personas que han dejado de utilizar los autobuses para desplazarse lo hagan en favor de Blablacar.

Durante la entrevista hemos aprovechado para aclarar una de las partes que más confusión ha levantado entre los medios de comunicación tras la celebración de la vista del pasado día 1 de octubre. Hablamos de la acusación de que Blablacar paga los seguros de sus conductores a través de AXA.

Rodríguez ha explicado que en ningún momento se trata del pago de un seguro sino de un “valor añadido”. Hablamos de un acuerdo que ofrece coberturas como seguro de asistencia en carretera o pérdida de objetos durante los trayectos. “No se trata de un seguro de coche sino de coberturas adicionales”, que en ningún momento se traduce en una competencia desleal ya que los vehículos están asegurados por sus propios seguros obligatorios de circulación.

«Confiamos en nuestros argumentos»

La entrevista ha finalizado señalando la situación excepcional a la que se enfrenta Blablacar en España ya que no le ha sucedido nada parecido en ninguno de los otros 18 países en los que opera sumando más de 20 millones de usuarios.

Por ejemplo, en Francia y Alemania (ambos países reconocen en sus legislaciones este tipo de servicios) cuentan con políticas públicas para incentivar este tipo de servicios. En el caso del país galo incluso el gobierno ha establecido puntos de encuentro para los usuarios y puesto en marcha un proyecto de rebaja de los peajes.

Casos similares encontramos en Bélgica e Italia donde se ha establecido una jurisprudencia como consecuencia del caso Uber estableciendo que compartir los gastos de los viajes mediante el uso de vehículos privados es complemente legal.

“Confiamos en los argumentos que hemos presentado y esperamos que el resultado sea positivo”, ha concluido.

 

Los London International Awards 2015 dan a conocer su shortlist de TV, Cinema y Online FilmAnteriorSigueinteContrapunto BBDO firma la "cuenta atrás" de Gas Natural

Noticias recomendadas