líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Este bot para Twitter es casi humano (y "made in Spain")

Una joven asturiana de 24 años y estudiante de ingeniería informática estaba harta de los machistas en las redes sociales y decidió crear un bot con el que se está riendo de la peor parte del internet. Además, son muchos los que creen que este bot real

Se trata de Marina, y aunque muchos piensen que la cuenta de @senorobot es alguien real, todo se trata de una gran idea de Marina. La joven está quedándose con más de uno en internet, y con más de dos también. «Estaba cansada del típico señor que ataca al resto usando siempre los mismos argumentos», explica Marina, que al enterarse de la cancelación del Gaming Ladies en Barcelona por acoso y machismo, decidió hacer una pequeña parodia y poner en práctica sus conocimientos informáticos creando el arquetipo de ‘cuñao’ de Twitter, desarrollando a su famoso José Luis (el  nombre de su bot).

Para conseguirlo la joven empleó los tópicos de usuarios, algo que le proporcionó una personalidad muy concreta: especialista en programación, amante de forocoches, machista y rancio.

Su objetivo no era, para nada, lo que resultó. Ella pensaba que la gente sabía que su bot no era real, pero pronto comenzó a ver que aumentaban sus seguidores (en tan solo un mes ya tiene 1.200 seguidores). «Yo lo pensé como un reto para poner en práctica lo que sabía y aprender cosas nuevas, pero no esperaba que llegase a tanto», asegura.

Todos los tuits tienen alguna respuesta, ya que muchos usuarios le siguen el juego al usuario. Pero, ¿cómo es posible que haya una máquina detrás de todo ello? Marina asegura que es más fácil de lo que parece: El bot está hecho en el lenguaje de programación Ruby y cuenta asimismo con una base de datos, que es donde se encuentran los términos a reconocer, y unas respuestas almacenadas en ficheros en formato JSON.

La máquina cuenta con directrices que le permiten contestar y tuitear de manera lógica. Al comenzar, José Luis lanza una serie de tuits que tiene programados para empezar la conversación, hasta que alguien le menciona. Al partir de ahí comienza a responder. Para lograr unas buenas respuestas extrae el texto del tuit de la mención, lo analiza y busca en su vocabulario correspondencias con los términos. Si no las encuentra, escribe un tuit a aleatorio que no viene a cuento pero que hace mucha gracia.

«Recordad, ‘cracks’, que sois los CEO de vuestra vida«. Así escribía en su último tuit José Luís antes que le retiraran a Marina la cuenta. La creadora del bot asegura que no ha recibido ninguna notificación de Twitter, pero que supone que será por «temas de spam que espera que se solucionen muy pronto».

 

Nombramientos en el grupo Fnac DartyAnteriorSigueinteRepsol lanza una campaña de concienciación para prevenir accidentes con ciclistas

Noticias recomendadas