Digital

Brave, el navegador lanzado por el co-fundador de Mozilla que bloquea "algunos" anuncios

elegir-opcionesBrendan Eich, co-fundador de Mozilla, fabricante del navegador web Firefox, pertenece a lo que se ha denominado como "seguidores de la experiencia web moderna". Él es el responsable de crear el lenguaje de programación JavaScript que los editores utilizan para que podamos interactuar con las páginas web y que las empresas de tecnología publicitaria usan para rastrear nuestros comportamientos de navegación y poder dirigir la publicidad.

Ahora Eich ha decidido ir un paso más allá y junto a su nueva compañía, Brave, está tratando de redefinir la economía web mediante el diseño de un navegador que ponga fin a la relación inversa entre los ingresos de los editores y la privacidad de los usuarios mediante el bloqueo de los rastreadores de terceros y los anuncios que estos sirven.

Una versión preliminar de este navegador conocido como Brave se ha lanzado este miércoles 20 de enero para ejecutarse en los sistemas operativos de Apple, Windows y Microsoft así como todos los dispositivos que funcionen con iOS y Android.

Aunque muchos puedan pensar que nos encontramos ante otra compañía que ofrece un bloqueador de anuncios lo cierto es que estamos ante algo mucho más complejo. No se persigue el bloqueo de la publicidad sino que de lo que se trata es de acabar con la situación de prevalencia de las empresas “anónimas” que rastrean a los usuarios con el fin de vender sus datos y que otras puedan orientar su publicidad a los mismos en base a estos.

Los usuarios pueden desactivar el tracker y el sistema de bloqueo publicitario por un lado y seguir utilizando el navegador. Cuenta con la misma lista de seguimiento con la que trabaja Focus, el bloqueador de publicidad online de Mozilla.

Nos encontramos ante un software que actúa de forma muy similar a un firewall. El navegador es capaz de reunir información sobre los sites que los usuarios visitan pero no ofrece un sistema para que otros puedan acceder a esos datos. Estos se guardan como copias individuales en el historial de navegación por lo que ni la empresa (Brave) ni siquiera el propio Eich, tendrán jamás acceso a los mismos. Eso sí, el navegador Brave puede utilizar esta información para decidir qué anuncios muestra o no a los usuarios en vez de bloquearlos.

Por ejemplo. Una prueba realizada con este navegador de cuyos resultados se hacen eco desde Adage, muestra como los anuncios que Yahoo! mostraba todavía aparecían pero por ejemplo los que Google sirve en la página principal de BuzzFeed no.

Eich ha reconocido que el navegador Brave podría tener un mayor impacto en los editores más pequeños frente a los gigantes de la comunicación puestos que son capaces de realizar su propia orientación de la publicidad.

Los anuncios que Brave muestra se “deciden” en colaboración con la firma de tecnología publicitaria Sonobi. La publicidad que aparece sólo estará basada en la información anónima que Brave es capaz de recoger en base a nuestros hábitos de navegación.

Entre los planes de la compañía encontramos que se está buscando una fórmula para que los usuarios puedan votar qué cantidad de la información publicitaria que les sirve el navegador les ha sido realmente útil y cuál no. Ahora, el reto de Brave pasa por captar la atención de editores y anunciantes. Por el momento sólo se encuentra en conversaciones con una agencia de la que se ha negado a desvelar el nombre aunque ha dejado claro que las cosas serán mucho más fáciles cuando el número de usuarios del navegador supere los siete millones.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir