Digital

"Un café con Dani Marote": Ten a Google cerca y al SEO, todavía más

El mundo digital se ha convertido en el verdadero escaparate de las marcas. Cuando un usuario necesita dar con determinado producto o servicio lo primero que hará será buscar en internet.

Es por ello imprescindible no solo estar presente en la red, sino estar bien posicionado. Y es que, de nada servirá contar con una web espectacular o un blog nutrido de contenidos si nadie sabe de su existencia.

Situarse en entre los primeros resultados de los buscadores será, por lo tanto, uno de los elementos decisivos para el éxito de una compañía o, al menos, para aumentar las posibilidad de visibilidad y en consecuencia, de compra.

En este sentido, el SEO es ya una parte imprescindible en la estrategia digital de cualquier marca y son muchos los recursos que se dedican a ello. Sin embargo, todavía existen muchas dificultades cuando se trata de lidiar con el algoritmo de Google.

Con el objetivo de disipar las dudas de los profesionales, Daniel Marote, CEO de Hydra.Digital, ha hablado con Luis Villanueva, experto SEO de Webpositer, sobre los retos y claves para lograr posicionar las páginas web en un algoritmo cada vez más incierto, en el quinto programa de "Un café con Dani Marote".

A lo largo de sus 7 años de trayectoria, Villanueva reconoce que la profesión ha cambiado enormemente pero los problemas siguen presentes. "Uno de los problemas es que en internet hay mucha desinformación", asegura.

Pero destaca que lo que realmente evoluciona no es tanto el propio SEO sino el algoritmo de Google y "el problema de la gente que empieza a practicar SEO es que intenta reventar el algoritmo, acortar la vida natural que tiene que tener un proyecto para irse posicionando poco a poco y luego vienen las sanciones y restricciones".

A la hora de aventurarse a crear un negocio online, Villanueva aconseja, en primer lugar, preguntarse: "¿Realmente hace falta otra tienda de zapatos en internet?".

Con esto pretende hacer ver que es necesario sopesar las ventajas o desventajas que pudiera tener embarcarse en un proyecto que otros llevan madurando mucho más tiempo y dónde reside la diferenciación en caso de que exista.

Teniendo esto claro, "hay que definir qué necesita el usuario, darle lo que busca. Cuando un usuario realiza una búsqueda lo que quiere encontrar es eso que ha preguntado".

Y a modo de ejemplo Villanueva asegura: "Una persona de entre 30 y 40 años buscará "hotel en Madrid" pero una de entre 15 y 25 buscará "hotel en Madrid cerca del Santiago Bernabéu para ver al Real Madrid" y hay que posicionarse para los dos".

Es por ello que aconseja olvidarse de tanta obsesión por las llamadas keywords o palabras clave y centrarse más en las intenciones de búsqueda del usuario.

"No necesariamente las búsquedas informativas van al blog y las transaccionales a la tienda online sino que se puede hacer una arquitectura de la información eficiente en la que vaya todo unido", explica.

Pero también matiza que no siempre es fácil entender al usuario, es más, a veces "ni siquiera Google es capaz de saber lo que quiere". Y es que, cuando las búsquedas son demasiado genéricas, Google te muestra varios tipos de resultados por lo que el objetivo "es intentar estar en todas las zonas".

Por otra parte, ante el dilema de hacer Black Hat, es decir, utilizar técnicas para "engañar" al buscador, Villanueva se posiciona en contra y el motivo que aduce es que "el algoritmo evoluciona y antes era muy barato hacer trampas y ganar pero ahora es mucho más caro hacer trampas que hacer las cosas bien".

Ni siquiera recomienda estas prácticas a esas pequeñas compañías que comienzan y se ven incapaces de competir con los gigantes del mercado porque, asegura, sí pueden competir.

"Las empresas pequeñas envidian a las grandes porque no tienen esos presupuestos para grandes campañas y las grandes envidian la capacidad de riesgo de las pequeñas", comenta.

Villanueva critica al mismo tiempo los escasos esfuerzos de las grandes marcas por posicionarse en YouTube, que al fin y al cabo, "es el segundo buscador más usado y, al mismo tiempo, un producto de Google. Todo lo que hagas en YouTube te va a repercutir en tu marca y viceversa".

Además, señala, que "es un mercado donde es muy fácil posicionarse. Hay muchos canales que no están siendo aprovechados por las grandes marcas, bien porque se creen que por su tamaño no tienen que hacerlo, bien porque no quieren invertir en ello".

"El SEO es complicado porque implica muchas cosas pero recomendaría comenzar por arreglar todos los errores que pueda haber en una página como enlaces rotos, errores 404 y enlaces que llevan a una redirección para optimizar el presupuesto de rastreo de Google".

Una vez hecho esto, Villanueva apuesta por "coger todas las url que quiero posicionar y que sé que van a aportar algo en el buscador y eliminar las que no sean válidas, es decir que no tengan tráfico, impresiones o comparticiones".

Se trata así de eliminar el "ruido" de una página para sacar a relucir todo su valor. "Si yo aporto el valor que necesita Google yo estaré ahí, el usuario estará contento con Google, éste conmigo y crearemos un ecosistema fiable".

Finalmente, con respecto a la calidad, aunque Villanueva reconoce que es un elemento importante, la dificultad es encontrar su definición.

"Para mí la calidad es resolver un problema del usuario que no tiene por qué ser una respuesta de larga extensión, ni siquiera tiene que ser contenido escrito siempre que respondas a la pregunta del usuario".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir