Digital

CAJA DE HERRAMIENTAS ONLINE

Sí, el marketing online tiene muchas posibilidades: segmentación, buzz, comunidades online, mundos virtuales, email marketing, blogs, social bookmarking… Pero, ¿para qué sirve cada herramienta?

Antes de lanzar una estrategia sin ton ni son, mejor delimitar a qué objetivos puede servir cada una de ellas, atraer clientes, presentar un producto, representar la marca.

1. Social shopping. El social shopping no es más que la variante 2.0 del comercio online clásico. Su filosofía es la de la compra basada en las valoraciones de otros usuarios. A la hora de comprar, la opinión de amigos y conocidos sobre un producto juega un papel clave. En la red, este intercambio de opiniones se realiza en las comunidades online. La venta a distancia coge fuerza con las aportaciones de los consumidores: la valoración de productos y el intercambio de experiencias se ve posibilitada por las herramientas de comunicación puestas a disposición de los usuarios. El social shopping constituye pues una herramienta adecuada para la venta de cualquier producto que se venda bien por la red. El público objetivo de esta modalidad de marketing es el mismo que el del comercio online clásico. En cuanto a los costes de esta herramienta, se compondrían de los costes de mantenimiento de la tienda online y del seguimiento y mantenimiento de la comunidad.

2. Vídeo online. Cuando el vídeo llegó a internet la red se convirtió en un espacio multidimensional que aúna los distintos modos de comunicación. Ahora, las marcas también pueden dirigirse a su público con imágenes, sonido y movimiento, lo que permite dirigirse a este de forma más emocional. El vídeo está presente en forma de trailers, spots y banners publicitarios e imágenes corporativas. Constituye una modalidad de comunicación apropiada para la publicidad de producto, el branding y la comunicación corporativa, siempre que los contenidos se realicen con profesionalidad. Los costes de esta estrategia provienen de los gastos de producción y localización; también varían en función del entorno, el grupo objetivo y la duración de los vídeos.

3. Targeting. Internet da la posibilidad de dirigir la publicidad a usuarios concretos, en función de sus hábitos de uso de internet y de los datos sociodemográficos y de intereses que se pueden recolectar. El targeting permite a los anunciantes dirigirse directamente a usuarios que por sus perfiles pueden estar interesados en sus servicios o productos. Es una buena herramienta para campañas, el lanzamiento de productos al mercado y para el branding. La clave está en el entorno en el que se insertan las campañas; una web con contenidos de calidad es el mejor lugar desde el que dirigirse a los potenciales clientes, hablemos de B2B o de B2C.

4. Buzz marketing. Es el marketing basado en la propaganda boca-oreja, pero en esta era se realiza a través de la red social. Sitios como YouTube, Facebook, y otras plataformas de comunicación son campos de cultivo adecuados para germinar conversaciones en torno a marcas y productos. Las opiniones compartidas se convierten en una influencia importante sobre la imagen de las marcas y sobre las decisiones de compra. Y la publicidad se adapta y en lugar de lanzar mensajes en medios masivos se decide a tratar de generar experiencias en la red que los usuarios quieran compartir con las herramientas de la web social. Así surgen fenómenos como el marketing viral, por el que los propios usuarios distribuyen entre sus contactos los mensajes comerciales. El buzz marketing es adecuado para el lanzamiento de productos y campañas y para el branding, ante todo en el sector B2C, y su coste suele ser mínimo, según los expertos, una tercera parte de lo que costaría una estrategia tradicional con los mismos objetivos.

5. Blogs. Los blogs son diarios virtuales compartidos en los que los lectores pueden dejar sus comentarios. Son adecuados para la publicidad de productos, el branding y el CRM. Sin embargo, hay un factor clave: tiene que ser una comunicación personal y auténtica. Los blogs de éxito suelen estar impregnados de la personalidad del autor y dan una impresión de autenticidad, lo que genera una gran fidelidad por parte de los lectores y un alto grado de participación. Además, los blogs suelen estar relacionados con otros blogs, lo que permite la distribución viral de temas y contenidos. Las empresas que tengan algo que decir pueden utilizar esta herramienta, pero con cuidado: no se trata de una comunicación controlada y unilateral, sino de un diálogo, imprevisible y orgánico. Su coste no es elevado.

6. Social bookmarking. O marketing de buscadores 2.0. Los usuarios valoran los contenidos y páginas web que visitan en sitios web de bookmarking (del.icio.us, Technorati, Reddit…) y esto hace que aumente o disminuya su popularidad. El social bookmarking ayuda a los usuarios a encontrar lo que buscan en la aldea global online, una red cada vez más poblada de contenidos. Los usuarios que comparten, recolectan o etiquetan van creando directorios de sitios organizados con criterios humanos y ayudan a otros usuarios a saber dónde están los contenidos valiosos. Para las empresas es una herramienta adecuada para posicionarse respecto a los usuarios de la red y para que la encuentren más allá de los buscadores. El coste de esta estrategia no es monetario; lo que hay que conseguir es que los usuarios deseen recomendar los contenidos de la empresa.

7. Marketing de afiliación. Se trata de colaboraciones de distribución por las que se hace publicidad en páginas web asociadas. Es una modalidad adecuada tanto para productos B2B como B2C, sobre todo si se compran online. El target del marketing de afiliación o affiliate marketing son las empresas de venta a distancia, artículos de marca y productos de consumo rápido. Se trata de un modelo totalmente orientado al rendimiento, que permite hacer marketing sin apenas riesgo económico y proporciona un canal online de distribución. El marketing de afiliación se está haciendo más popular entre los anunciantes en la actualidad, cuando el marketing mix se orienta cada vez más a las ventas. El coste de esta estrategia es el de creación del banner más la comisión que se suele fijar por cada transacción de éxito, que puede ser por clic, por rendimiento, por visitas o por leads.

8. Comunidades sociales. Las comunidades sociales son cada vez más importantes para los anunciantes. En ellas, los usuarios pueden compartir sus intereses y relacionarse con personas afines. Es un canal de comunicación adecuado cuando la marca quiere comunicarse con sus clientes, el lanzamiento de productos, la valoración de productos, la investigación de mercados y el branding. Hay redes sociales más adecuadas para el contacto B2C (como Facebook) y otras más apropiadas para el B2C (LinkedIn, Xing). Las comunidades sociales permiten llegar a tales audiencias que empiezan a constituir una seria competencia para los medios tradicionales. Sin embargo, el marketing aún tiene que aprender a desenvolverse en este entorno, la publicidad en medios sociales se rige por principios distintos a los de los sitios web tradicionales.

9. Marketing de buscadores. Para estar en internet hay que existir para los buscadores. Y para existir, hay que optimizar el sitio web para que sea localizado y bien valorado por los robots de búsqueda. Es una herramienta fundamental para todas aquellas empresas que quieran tener presencia online y se ha instaurado como la herramienta online de marketing que más presupuesto se lleva.

10. Mundos virtuales. Son entornos tridimensionales online en los que los usuarios se desenvuelven e interactúan mediante avatares. Estos espacios han vivido su mayor expansión con la popularidad de Second Life. Los mundos virtuales son adecuados para la adquisición y fidelización de clientes, el CRM, el lanzamiento de productos y la construcción de imagen de marca. Tener presencia corporativa en un mundo virtual puede tener un coste elevado, pero constituye una interesante herramienta de comunicación con el cliente, pues permite dirigirse a él de forma directa y asesorarle, y este puede a su vez informarse sobre la empresa y sus productos. Los mundos virtuales gozan de una penetración cada vez mayor entre la población: según datos de la consultora Gartner, en 2012 siete de cada diez empresas tendrán presencia en el metaverso.

11. Publicidad online. La publicidad online que ya se conoce como clásica son los banners, skyscrapers, content ads, overlayers, interstitials… son los formatos gráficos, estáticos o animados, por los que más se distingue la publicidad en la red. Se trata de una estrategia adecuada para la publicidad de producto y para conseguir contactos, pero también lo es para el branding, para cualquier empresa que tenga a su público objetivo online. Los costes no son elevados, depende del despliegue.

12. Email marketing El email marketing sirve para lanzar campañas de cupones, patrocinios, branding, ventas y CRM. Es un medio adecuado para lanzar nuevos productos y atraer a posibles clientes a la página web, un canal que permite al consumidor recabar información y entrar en acción.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir