líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Call of Juárez vuelve a levantar polémica en México

La situación que vive diariamente Ciudad Juárez se ha plasmado en un juego, donde las armas y la violencia son los principales atractivos. Los políticos mexicanos no están de acuerdo con la venta de este juego.

Todos los días, cada tres horas, muere un habitante de esta ciudad del norte de México. La situación de violencia es extrema. De hecho, no es raro que los habitantes de Juárez escuchen disparos y que conozcan las últimas noticias de las bandas de los narcotraficantes del área. Es por eso que la ciudad permanece en los primeros números de la lista internacional de las ciudades con mayor número de homicidios.

Este escenario es muy atractivo para los tiradores, donde la violencia no es real sino recreada. Al menos eso piensan los creadores del juego Call of Juárez (CoJ), cuya presentación de la ciudad mexicana está recreada de una manera muy cercana a la realidad, brindando a los jugadores la posibilidad de ponerse en los zapatos de los narcotraficantes. Los políticos del país consideran que este juego presenta una mala imagen de la ciudad y ya está en planes la prohibición de su venta en el país. “ Es cierto que ahí (Ciudad de Juárez) reina la criminalidad y eso no pretendemos esconderlo”, explica Ricardo Boone Salmon, diputado del estado, quien además considera que “ no deberíamos exponer a nuestros hijos a un escenario de este tipo (el juego), para que luego crezcan con una falta de valores”.

El debate sobre la relevancia que tienen estos juegos electrónicos en los usuarios continúa. Muchos son los críticos que consideran que el uso excesivo de este tipo de juegos afecta a los usuarios aumentando la violencia, mientras que otros consideran negativa la temática utilizada dentro de los juegos, como es el caso de Call of Juárez.

A pesar de haber encontrado algunas soluciones que protegen a sus futuros jugadores, como la venta prohibida a menores de 18 años, algunos consideran que Call of Juárez dará aún mucho que hablar en México. Sobre todo, debido a la representación de la policía mexicana, que al parecer, es igual de corrupta que los propios narcotraficantes.

 

Los anuncios de buscadores se pasan por alto habitualmenteAnteriorSigueinteAl Jazeera prepara el lanzamiento de un canal para niños en inglés

Noticias recomendadas