Digital

Cambridge Analytica echa el cierre tras el escándalo

Cambridge Analytica baja la persiana y se declara insolvente

La consultora británica Cambridge Analytica, en el ojo del huracán por haber accedido de manera no autorizada a los datos de millones de usuarios de Facebook, anuncia el cese de sus operaciones.

cambridge analyticaEl escándalo ha podido finalmente con ella. La consultora británica Cambridge Analytica, que está desde el pasado mes de marzo en el ojo del huracán por haber accedido de manera no autorizada a los datos de millones de usuarios de Facebook, echará próximamente el cierre.

Según recoge el diario The Wall Street Journal, la compañía ha anunciado el cese inmediato de todas su actividades y ha iniciado además el proceso para declararse insolvente.

Así lo ha confirmado al prestigioso rotativo neoyorkino Nigel Oakes, fundador de la matriz de Cambridge Analytica, SCL Group, que ha decidido asimismo poner punto y final a sus operaciones.

En un comunicado la empresa afirma que ha sido “vilipendiada por actividades que no sólo son legales sino también ampliamente aceptadas como un componente estándar de la publicidad en internet, tanto en el área política como en la comercial”.

Cambridge Analytica, que ayudó a Donald Trump a convertirse en inquilino de la Casa Blanca, ha presentado ya en Reino Unido las solicitudes correspondientes para declararse insolvente amparándose en la pérdida de clientes y en los “crecientes” gastos que tiene frente a sí tras revelarse que echó el lazo de forma indebida a los datos personales de hasta 87 millones de usuarios de Facebook.

La consultora política, que dispone de oficinas en Reino Unido y Estados Unidos, suspendió el pasado mes de marzo a su consejero delegado, Alexander Nix, e inició simultáneamente una investigación independiente para analizar pormenorizadamente el caso.

En unas controvertidas imágenes grabadas con cámara oculta por la cadena británica Channel 4 Nix sugería a potenciales clientes, que en realidad eran periodistas, tácticas de carácter dudoso que utilizaba Cambridge Analytica para desacreditar a políticos a través de la red de redes.

Valiéndose de la aplicación de un tercero, Cambridge Analytica recolectó en 2014 información de usuarios de Facebook con el último objetivo de construir un programa informático para predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas.

La filtración afectó a 87 millones de usuarios Facebook, oriundos fundamentalmente de Estados Unidos, donde Cambridge Analytica se embolsó 15 millones de dólares por trabajar en la campaña presidencial de Donald Trump.

Desde que saltara el escándalo Cambridge Analytica no sólo no habría conseguido ni un solo cliente político de nueva hornada al otro lado del charco sino que habría perdido también varios clientes.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir