Digital

Las casas inteligentes encandilan (y a veces horripilan) al consumidor

Las casas inteligentes causan entusiasmo pero también pavor en el titubeante consumidor

Las tecnologías emanadas de las casas inteligentes despiertan cada vez más interés en el consumidor, que no oculta, sin embargo, su preocupación por la utilización de sus datos personales.

smart homeLas casas inteligentes, que eran antaño un tema circunscrito al universo de la ciencia ficción, se han convertido en una realidad más que palpable. Y el consumidor, que bebe los vientos por todo lo nuevo, tiene la mirada inevitablemente puesta en las "smart homes". Sin embargo, el interés del consumidor por las casas inteligentes va también parejo a su preocupación (al alza) por el desafío que esta tecnología de nueva hornada podría suponer para su privacidad. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la consultora Deloitte.

Aun así, y pese al pavor que desde el punto de vista de la protección de datos inspiran las casas inteligentes al consumidor, quienes ya han hincado el diente a las “smart homes” se muestran mayoritariamente satisfechos con esta tecnología.

Los dispositivos vinculados a las “smart homes” que disfrutan de más predicamento entre los consumidores son los altavoces inteligentes, los interruptores inteligentes y también los sistemas de emergencia conectados.

Cuando el consumidor decide apostar por las casas inteligentes, lo hace impelido sobre todo y ante todo por motivos de comodidad y seguridad.

Aproximadamente el 13% de los hogares dispone en la actualidad de altavoces inteligentes, el 6% da cabida igualmente a dispositivos inteligentes de limpieza y el 14% acoge en su seno a servidores de medios.

En los últimos tres años la presencia de altavoces, luces y termostatos inteligentes en los hogares se ha incrementado entre un 50% y un 67%. La demanda de sistemas inteligentes de emergencia, por el contrario, se ha estancado y la demanda de servidores de medios ha pegado un brinco del 8%.

Más de la mitad de quienes ya tienen en su hogar tecnología “smart home” confiesa su satisfacción con este tipo de sistemas. El 87% de los consumidores dice echar mano de esta tecnología de manera regular. La asiduidad con la que se utilizan sistemas directamente vinculados a las casas inteligentes crece entre las personas con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años.

El 56% de los consumidores utiliza tecnología “smart home” por razones de puro confort y el 49% hace uso de ella para añadir un plus de seguridad a su hogar.

En el caso concreto de los termostatos inteligentes el ahorro de costes desempeña lógicamente también un importante papel (38%) para el consumidor.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir