líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Casi 200 discográficas independientes dejan en la estacada a Spotify

El servicio de música en streaming Spotify se ha hecho enormemente popular entre los usuarios. El acceso a millones de canciones por tan sólo 10 euros al mes se ha convertido en un poderoso reclamo para muchos aficionados a la música. Sin embargo, ahora ese reclamo peligra.

La compañía británica STHoldings, que integra casi 200 sellos discográficos independientes, ha decidido retirar sus catálogos de Spotify y otros servicios similares de música en streaming. Además de Spotify, podrían verse también afectados Rdio, Napster y Simfy.

STHHoldings ha justificado su decisión de abandonar Spotify y otros servicios de música en streaming de la siguiente manera: “Estamos preocupados por que estos servicios terminen canibalizando las ventas de otros canales de digitales de distribución”. “Los servicios de música en streaming arrojan cifras de ventas bastante malas y tienen un efecto pernicioso en las ventas”, añade la compañía británica en un comunicado.

Ya durante el pasado verano comenzó la primera “desbandada” de sellos discográficos de Spotify y otros servicios de música en streaming. La discográfica de heavy metal Century Metal inició la “fuga” el pasado mes de agosto. Y poco después, en septiembre, Prosthetic Records, hizo también lo propio. Ambas discográficas se quejaron de los magros beneficios arrojados por su presencia en los servicios de música en streaming.

Por aquel entonces, Spotify se defendió asegurando que era imposible comparar este servicio con la venta de álbumes y la descarga de canciones. En Spotify no se venden canciones sino el acceso del usuario a una oferta global de música, recalcaba la compañía. “Desde nuestra fundación, hemos pagado 100 millones de dólares en derechos de música y la mayoría de las discográficas de las que somos socios están satisfechas con las ventas que logran a través de nuestro servicio”, añadía Spotify.

Tras la “huída” de los sellos independientes de su plataforma, Spotify da de momento la callada por respuesta, pero parece que las quejas de las discográficas podrían estar justificadas. The Guardian ya publicó el pasado mes de febrero que Spotify daba a los grandes sellos ciertos “privilegios” con los no contarían las pequeñas discográficas independientes.

El 94% de las grandes marcas ya ha aterrizado en Google+AnteriorSigueinte"Una compañía no debería volverse adicta a ser brillante, porque el brillo no dura" J. Bezos (Amazon)

Noticias recomendadas