Digital

El caso Ashley Madison destruye la confianza en la seguridad de los datos del 95% de los millennials

hackers seguridad cibercrimenes ciberdelitos filtracionSi los millennials ya desconfiaban de la seguridad de su información personal en las empresas tecnológicas, la reciente filtración de los datos de Ashley Madison ha llevado a minar por completo la confianza que esta generación tenía en la seguridad digital.

El caso Ashley Madison solo es la última violación de datos que se produce en una gran compañía, pero no ha sido la única de los últimos meses, y las últimas investigaciones apuntan a que los estos sucesos han provocado que el 95% de los millennials teman que su identidad digital no esté segura.

La firma de identidad digital Intercede realizó una encuesta a jóvenes de entre 16 y 35 años de edad en Reino Unido y Estados Unidos para determinar el impacto que estas filtraciones de datos han tenido en la confianza que la gente siente por la seguridad de su identidad online.

Los resultados revelan que el 95% de la generación responsable de la economía del futuro cree que sus identidades digitales no están completamente protegidas por medidas de seguridad adecuadas y eficaces. La investigación también analizó la percepción de cómo la seguridad va a cambiar con el tiempo y el 70% admitió que temía arriesgar su privacidad online aumentara a medida que estemos más conectados digitalmente.

Más de la mitad (54%) de los 2.000 personas encuestados afirmó que el fracaso de las empresas y de los gobiernos al implementar mejores medidas de seguridad online provocaría la desconfianza pública en bienes y servicios. Estos resultados servirán como una severa advertencia a las compañías, que ahora tendrán que poner más énfasis en sus estrategias de publicidad en cuanto a seguridad.

El CEO de Intercede, Richard Parris, advierte que no hay que utilizar contraseñas simples y que las empresas deben mirar técnicas de autenticación más fuertes para asegurar el futuro del comercio y del intercambio de información digital.

El ataque a Ashley Madison ha dado lugar a una mayor sensación de amenaza digital y ha ocasionado persistentes problemas de confianza de los que las marcas deben deshacerse inmediatamente. Los hackers intentan empujar al gobierno y a las empresas a crear medidas de seguridad más robustas si no quieren perder a los usuarios en medio de la creciente preocupación de la seguridad de datos.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Atresmedia

Compartir