líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cerco a la piratería en Estados Unidos: la justicia echa el cierre a Megaupload

Los portales online de descargas son uno de los mayores quebraderos de cabeza de la industria del entretenimiento. A partir de ahora, serán un poco menos «molestos», al menos en Estados Unidos, donde la justicia de este país ha decidido echar el cierre de Megaupload, una de las plataformas más populares para el intercambio de archivos en internet.

La justicia estadounidense acusa a Kim Schmitz, fundador de Megaupload, y a otros responsables del portal de vulnerar los derechos de la propiedad intelectual. Además, se considera que este portal ha causado daños a los propietarios de derechos de películas y otro material audiovisual por un valor de más de 500 millones de dólares.

Poco después de conocerse la decisión del Departamento de Justicia de Estados Unidos, los “hackers” decidieron tomar represalias atacando su página web y haciéndola inaccesible durante varios minutos. Poco después del ataque, Anonymous reinvindicó la autoría del ataque a través de Twitter.

A través de Megaupload, pueden subirse a internet datos de todo tipo. Sin embargo, gran parte de estos datos, fundamentalmente los relacionados con música, películas y programas de televisión, serían ilegales, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Con estos datos, Megaupload habría ingresado en sus arcas más de 175 millones de manera ilegal, añade este departamento, que acusa además al portal de blanqueo de dinero.

Pese a las acusaciones, Megaupload afirma en su página web que respeta los acuerdos internacionales de copyright y que trabaja en colaboración con los propietarios de derechos de copyright.

En un comunicado, Megaupload califica las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos de “grotescamente exageradas”. Además, tiende a la mano a la industria del entretenimiento para llegar a un acuerdo sobre los beneficios de Megaupload. “Tenemos algunas buenas ideas. Póngase en contacto con nosotros”, dice la compañía en su comunicado.

Además del fundador de Megaupload, Kim Schmitz, fueron detenidas ayer otras tres personas: dos de nacionalidad alemán y otra de origen holandés. Todos ellos fueron arrestados por órdenes del Departamento de Justicia de Estados Unidos en Nueva Zelanda. Otros dos acusados continúan, no obstante, en libertad, informa Spiegel.

El “cerebro” de Megaupload, el alemán Kim Schmitz, fundó la compañía el 23 de febrero de 2003 en Hong Kong. A lo largo de los últimos años, la empresa original sufrió innumerables cambios en cuanto al nombre, sus propietarios y su sede. En el último informe anual de la compañía, figuraba como director de la misma Kim Dotcom, el “apodo” utilizado por Schmitz.

Tras cambiar de paradero varias veces en los últimos nueve años, Schmitz vivía actualmente en una propiedad multimillonaria en la ciudad neozelandesa de Auckland, donde fue ayer detenido.

 

Coca-Cola y Mark Ronson ponen música a los Juegos Olímpicos 2012 AnteriorSigueinteCuando los códigos QR se convierten en un "quiero y no puedo"

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Contenido patrocinado