Digital

La nueva artimaña de espionaje de China hacia Estados Unidos

China infiltra un chip del tamaño de un grano de arroz en el Gobierno y las tecnológicas de EE.UU

El espionaje chino sobre Estados Unidos abre un nuevo capítulo. Según Bloomberg, el Ejército Popular de Liberación habría inflitrado un chip en las placas base de los servidores de la compañía Super Micro Computer.

China infiltra un chip del tamaño de un grano de arroz en el Gobierno y las tecnológicas de EE.UUEn la era de las fake news, todos los días conocemos noticias que nos hacen plantearnos su veracidad por lo absurdo, sorprendente o rocambolesco de su naturaleza. El último caso de espionaje que se ha hecho público es uno de esos casos.

Se trata de una historia que, aunque tiene todos los ingredientes para ser una película de Hollywood, demuestra que la realidad siempre supera a la ficción.

Y es que, según publica Bloomberg, China habría introducido un microchip del tamaño de un grano de arroz en las placas base de los servidores de Super Micro Computer, la principal compañía proveedora de placas base del mundo y entre cuyos clientes se encuentran agencias gubernamentales de Estados Unidos y empresas como Amazon o Apple.

La colocación de este chip por parte, según el medio, del Ejército Popular de Liberación de China supondría un pase directo a secretos de Estado y redes del gobierno.

Su diminuto tamaño, similar al de la punta de un lápiz y su aspecto de aparentes receptores de señal consiguieron que el chip pasase desapercibido. Tras insertarlos en las fábricas chinas suministradoras de Super Micro Computer, se integraban en las placas base de los servidores pudiendo, a partir de ahí, una vez distribuidos e instalados, modificar las configuraciones de los ordenadores y controlarlos a su antojo siendo, además, inmunes a los softwares de seguridad.

Asimismo, la integración de este chip en el hardware permite a los hackers llegar a un nivel de control y acceso a los datos mucho más profundo que a través de software malicioso.

No obstante, al ser contactadas por Bloomberg, tanto Amazon como Apple niegan haber hallado chips maliciosos en sus servidores.

Esta información es el resultado de una investigación que comenzó en 2015 el Gobierno de Estados Unidos a raíz de la denuncia que Elemental Technologies hizo sobre las alteraciones que había encontrado en sus placas base.

Tras tirar del hilo se descubrió una verdadera trama espía cuya magnitud se desconoce pero que, teniendo en cuenta el tamaño y el volumen de actividad de Super Micro Computer, podría ser mucho mayor de lo que parece.

La publicación de esta información llega en un momento de máxima tensión entre China y Estados Unidos a raíz de sus relaciones comerciales pero que, solo es un capítulo más del tira y afloja que mantienen ambos países desde hace largo tiempo.

Una amenaza que no solo es estadounidense, sino global pues, el país se encuentra en una posición aventajada a la hora de llevar a cabo estos ataques a la cadena de suministros de las compañías globales al tener buena parte de la producción de sus productos subcontratada a fábricas chinas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir