Digital

Ciberrobos: cuando los ladrones de bancos cambian las pistolas por los ordenadores

Ciberrobos: cuando los ladrones de bancos cambian las pistolas por los ordenadoresEstá claro que ya no hace falta ir equipado con pistolas y con máscaras para asaltar un banco. Para cometer un robo bancario basta hoy con tener un ordenador y un acceso a internet. Una red de ciberdelincuentes hurtó 45 millones de dólares (alrededor de 34 millones de euros) de dos bancos de Oriente Próximo tras vulnerar la seguridad de unas empresas de procesamiento de tarjetas de crédito y retirar dinero de cajeros automáticos en 27 países, según informaron ayer fiscales de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a ocho hombres de formar supuestamente una célula con sede en Nueva York, y anunció que siete de ellos habían sido ya arrestados. El octavo, supuestamente el líder de la célula, habría sido asesinado en República Dominicana el pasado 27 de abril.

Se cree que los cabecillas de la red están fuera de Estados Unidos, pero los fiscales han rehusado aportar más detalles por el momento, ya que la investigación sigue en progreso.

Lo que sí está claro es el amplio alcance y velocidad de los crímenes: en uno de los ataques, en sólo 10 horas, 40 millones de dólares fueron retirados desde cajeros automáticos en 24 países en 36.000 transacciones, informa la agencia Reuters.

“En lugar de armas y máscaras, esta organización cibercriminal utilizó ordenadores e internet”, dijo la fiscal del Distrito Este de Nueva York, Loretta Lynch, en una conferencia de prensa.

“Moviéndose tan rápido como los datos en internet, la organización se hizo camino desde los sistemas informáticos de corporaciones internacionales a las calles de Nueva York“, agregó.

El caso demuestra que el cibercrimen representa una gran amenaza para los bancos de todo el mundo. También muestra cómo las bandas criminales se han vuelto cada vez más internacionales y sofisticadas, especialmente aquellas que se echan mano de internet para sus crímenes.

Los fiscales destacaron la “precisión de cirujanos” de los piratas informáticos, la naturaleza global de su organización, y la velocidad y coordinación con la que ejecutaron las operaciones en 27 países.

Según la demanda, la banda violó la seguridad de los ordenadores de dos compañías procesadoras de tarjetas de crédito, una en India en diciembre de 2012 y otra en Estados Unidos en febrero. Las compañías no fueron identificadas.

Los piratas informáticos aumentaron el balance disponible y el límite de retirada de dinero en tarjetas de crédito prepago de MasterCard emitidas por Bank of Muscat de Oman y National Bank of Ras Al Jaimah PSC (RAKBANK) de Emiratos Árabes Unidos, según la demanda.

Después distribuyeron tarjetas de crédito falsificadas a personas encargadas de retirar el efectivo en todo el mundo, lo que les permitió sacar millones de dólares desde cajeros automáticos en apenas unas horas.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir