Digital

La ciencia deja claro que salimos más feos de lo que pensamos en los selfis

selfis-kardashianSeguro que más de uno de nuestros lectores es adicto a los selfis. La moda de las popularmente conocidas como “auto fotos” lo ha inundado todo. Basta con echar un vistazo por las redes sociales.

Cualquiera al que pregunte sobre la razón por la que se hace selfis y los publica en plataformas como Facebook o Instagram le dirá que lo hace porque sale favorecido y cree que el autorretrato resalta todos sus atributos físicos de forma positiva. Nada más lejos de la realidad según el último estudio publicado por la Universidad de Toronto.

Tal y como recogen desde el diario El Mundo en los selfis creemos salir más guapos de lo que en realidad somos. El estudio se ha efectuado tomando como base a 198 estudiantes. Cada uno se realizó un selfi y luego posó para otras fotografías tomadas por otra persona.

Ambas imágenes fueron valoradas por los propios estudiantes así como por 178 miembros del público para determinar el grado de narcisismo de los protagonistas. Los investigadores que se encuentran detrás de las conclusiones revelan que las personas que se hacen selfis tienden a sobrevalorar sus atributos positivos.

“Hemos encontrado que la gente que se toma selfis cree que estás imágenes les hacen parecer más atractivas y agradables que aquellas fotos que les tiran otras personas”, explican dejando claro que frente al resto de personas los adictos a las auto fotos son percibidas como muy narcisistas. Por último, los selfis son percibidos como imágenes menos naturales que las fotografías que son realizadas por otras personas.

Desde la citada cabecera han consultado con la psicóloga Beatriz Fernández Pablo para aclarar el motivo por el que existen estas distintas percepciones. De sus palabras se desprende que ser guapo depende del lugar en el que nos encontremos, estereotipos y contexto cultural.

Cuando nos hacemos un selfi nos sentimos más cómodos y sabemos lo que queremos mostrar. Algo que no resulta de la misma forma cuando la fotografía la realiza otra persona. Con los selfis preparamos la luz y la situación espacial para resaltar los que consideramos que son nuestros atributos más destacables.

Los ‘likes’ suponen un refuerzo y se entra en ese círculo. Si con un selfie en el que hay una determinada cara o pose se obtienen muchos ‘Me Gusta’ esa conducta tiende a repetirse y la persona se va a ver mejor de esa manera”, añade la psicóloga por lo que ahora entendemos el motivo por el que mucha gente siempre repite las mismas caras y poses en todos y cada uno de los selfis en los que aparecen.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir