Digital

Los buzones inteligentes de Citibox con los que la entrega de paquetes está asegurada

Citibox, los buzones inteligentes que revoluconarán la mensajería

La mensajería se reinventa con Citibox, un sistema de buzones inteligentes que permite entregar los paquetes cuando el comprador no está en casa.

La compra online está en auge. La comodidad de adquirir productos desde casa y a través de un clic, hace que el comercio electrónico crezca a pasos agigantados. Sin embargo, en el que parece el método de compra predilecto de los usuarios todavía tiene retos que resolver.

Uno de ellos y quizá el más importante tanto para consumidores como para empresas de paquetería es la ausencia del cliente en el momento de la entrega. El tiempo y los costes que supone esta situación, que se da en el 30% de los casos, es un lastre en términos económicos para las compañías de mensajería y un verdadero incordio para los compradores.

Sin embargo, la solución puede estar a punto de llegar a cientos de miles hogares madrileños donde la empresa Citibox pretende instalar hasta 310.000 buzones inteligentes y 1,7 millones en las ciudades europeas de Barcelona, Londres, París, Ámsterdam, Berlín, Hamburgo, Fráncfort, Stuttgart y Múnich.

Lo que propone esta compañía es la instalación gratuita de un conjunto de buzones de diferentes tamaños en los portales de los edificios en donde los mensajeros depositan los paquetes para los vecinos.

Tras recibirlo, el usuario será notificado a través de la app de la compañía y recibirán un código único con el que podrán abrir su buzón para recoger su pedido, asegurándose así de poder tener el pedido entre las manos en la fecha acordada.

Además, los repartidores podrán también abrir el portal gracias a un abrepuertas conectado al portero automático que identifica y verifica al mensajero y registra su entrada, algo que ofrece la oportunidad de realizar las entregas en la madrugada, momento en el que la ausencia de tráfico en las calles agilizaría el proceso.

Una propuesta que parece convencer a las empresas de paquetería, dispuestas a pagar por este servicio a cambio de reducir los enormes costes que supone que el destinatario no se encuentre en la dirección indicada, tanto en tiempo como en dinero. De hecho, el volumen de paquetes que un repartidor podría entregar en un día aumentaría de 80 a 400.

La compañía, respaldada por grandes inversores como Banco Sabadell, Bonsai Ventures o Bernardo Hernández, ya cuentan con 7 millones de euros de financiación y está a punto de cerrar otra ronda de 5 millones.

Todo ello para llevar a cabo unos ambiciosos planes que comenzarán en Madrid entre 2018 y 2019 y culminarán en 2022 con su expansión europea y una previsión de ingresos de ingresos de 160 millones de euros.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir