Digital

Los automóviles autónomos, plataformas digitales con mucho futuro

El coche, la plataforma digital que devora el tiempo (y la vida) del usuario sobre ruedas

coche autónomoActualmente el smartphone es algo así como el comando central de la vida digital de las personas. Sin embargo, pisando fuerte (y sobre cuatro ruedas) viene pisando fuerte la que podría convertirse en la nueva (y predilecta) plataforma digital del usuario. Hablamos del coche autónomo, donde vuelcan sus esfuerzos no sólo los fabricantes automovilísticos de toda la vida sino también empresas "techies" como Google y Apple.

En un futuro no demasiado lejano los taxis (y los coches en general) serán completamente autónomos y los usuarios, desposeídos ya del apelativo de conductores, tendrán muchísimo tiempo libre a bordo de este tipo de vehículos, demasiado para malgastarlo así como así.

El automóvil está abocado a convertirse en una plataforma digital a la altura en cuanto a importancia del hoy omnipresente smartphone. Dentro de unos años la gente invertirá en los coches autónomos tanto o más tiempo que delante del PC en la oficina o del televisor en el salón.

“Para empresas como Netflix y Spotify es definitivamente interesante que los vehículos autónomos de nivel 4 y 5 aterricen pronto en el mercado. Eso significa más tiempo que el usuario, despojado de responsabilidades al volante, podrá emplear para consumir entretenimiento”, explica Elmar Kades, director de la consultora Alixpartners, en declaraciones a T3N.

Sin embargo, el coche autónomo es mucho más que un fenomenal televisor sobre ruedas y tiene todas las papeletas para convertirse en una especie de Google sacado de internet y trasplantado en el universo físico.

Da igual si el usuario quiere ver una película, buscar un restaurante o irse de shopping. Los vehículos autónomos estarán en el futuro preparados para responder a todo tipo de preguntas. La cuestión es: ¿quién se llenará los bolsillos gracias a sus (quizás interesadas) respuestas? Es difícil dar una respuesta (100% certera) a esta pregunta, pero lo que está claro es que en torno a los vehículos autónomos hay múltiples oportunidades negocio cuya principal gasolina son los datos.

Para salir indemnes de la imparable digitalización que se cierne sobre su industria, las compañías automovilísticas están obligadas a hincar el diente al software (ese en el que son expertos titanes tecnológicos como Apple y Google).

Y parece que el software no se les da demasiado mal después de todo a los fabricantes de coches de toda la vida. Es el caso de Mercedes-Benz, que en la última edición de la feria de electrónica de consumo CES presentó en sociedad MBUX, uno de los sistemas de “infotainment” más avanzados vistos hasta la fecha. Este poderoso sistema, ejemplo palpable del apasionante futuro que la industria automovilística tiene por delante, es inteligente, está pertrechado del “superpoder” del autoaprendizaje y está conectado con la tecnología GPU de Nvidia.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir