Digital

Nueva función de accesibilidad de Comcast

Comcast permitirá cambiar de canal con la mirada

El nuevo control remoto de Comcast podría ayudar a cambiar de canal a personas con distrofias musculares, gracias al seguimiento ocular.

comcast-control-remoto-accesibilidad

"Cuando estoy acompañado, vemos algo en la tele. Pero, cuando se marchan, tengo que ver lo que esté puesto". Es una situación cotidiana que describe Jimmy Curran, un analista de investigación y escritor de Filadelfia que tiene atrofia muscular espinal.

Curran es el protagonista de un vídeo lanzado por Comcast, en el que la corporación mediática muestra cómo su nuevo control remoto con seguimiento ocular puede facilitar el día a día de personas con discapacidades físicas, como esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o distrofia muscular.

La nueva interfaz de la compañía estadounidense permite a cualquier usuario cambiar de canal utilizando solamente sus globos oculares. No requiere hardware sofisticado ni equipos costosos: todo lo que necesita es un eye-tracker, una tablet u ordenador y el dispositivo DVR Xfinity X1 Cloud de Comcast, conectado a internet.

Para personas como Curran, que cuenta que ha vivido de manera independiente desde la universidad, pero que para ciertas cosas sigue necesitando ayuda, esto significa que por sí mismo puede cambiar de canal, navegar por Netflix o apagar el televisor, desde su silla de ruedas. Simplemente poniendo su mirada sobre los iconos de la pantalla.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Así es como funciona: el sistema es compatible con cualquier rastreador ocular del mercado actual, según explica Comcast. El rastreador se conecta a una tablet u ordenador mediante un puerto USB. Después, los clientes de Xfinity inician sesión a través de una página web, que se vincula con cualquier dispositivo X1 conectado a su cuenta, y se inicia la interfaz remota directamente en su pantalla.

Esto es posible porque X1 se ejecuta en la nube, a diferencia de los controles remotos anteriores, que usaban luz infrarroja (lo que significa que requerían una línea de visión directa). Cuando los usuarios hacen clic en un botón con la vista, la petición pasa a través de la red en la nube de Comcast y se enruta a su televisor.

En cuanto a la interfaz, se encuentra en una URL web y tiene todos los botones que se pueden encontrar en cualquier control remoto, como el de guía de programas, las teclas de flecha hacia arriba y hacia abajo y los números. Los iconos son tan grandes que ocupan la mayor parte de la pantalla, por lo que se pueden seleccionarlos fácilmente con los ojos.

Este control remoto con seguimiento ocular es lo último en dispositivos accesibles, un ámbito que no es nuevo para Comcast. Ya en 2005, la compañía lanzó un control remoto habilitado por voz, que permitía a las personas hablar con su televisor y hacer que la televisión respondiera.

Ahora, la compañía afirma al final del vídeo que, haciendo más inclusivo un producto, crea una experiencia mejor para todos los clientes. También otras grandes empresas comienzan a comprender la importancia comercial de atender a los clientes que no encajan en el molde del usuario promedio.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir